Redacción Canal Abierto | En una reunión virtual, el presidente Alberto Fernández y el ministro de Desarrollo Social Daniel Arroyo relanzaron el Consejo Federal Argentina Contra el Hambre. Allí, el mandatario anunció un nuevo crédito del CAF-Banco de Desarrollo de América Latina por otros 300 millones de dólares que serán destinados a financiar la continuidad y el aumento de los montos en la Tarjeta Alimentar.

“Hay que agradecer a la CAF, que el año pasado nos destinó 300 millones de dólares y este año destinará otros 300 millones para sostener la Tarjeta Alimentar, que permite acceder a alimentos saludables”, dijo Alberto Fernández. El presidente del organismo internacional, Luis Carranza Ugarte, participó del encuentro.

“Si no nos ocupamos de los precios de los alimentos, significa que no nos ocupamos de los argentinos, sobre todo en un país donde producimos alimentos y donde tenemos muchas maneras de innovar en el modo de producción”, explicó Fernández y afirmó: “Esta mesa nos convoca a resolver la situación de quienes tienen la mayor crisis, pero el problema de los precios de los alimentos es un problema de todos los argentinos, y en el que tenemos que trabajar”.

El gobierno confirmó que los montos en la Tarjeta Alimentar desde febrero pasaran de 4000 a 6000 pesos para familias con un hijo y para grupos con dos hijos o más, de 6000 a 9000 pesos.

El ministro Daniel Arroyo, abrió la mesa con un informe sobre el trabajo realizado en el último año, que consiguió llegar a 11 millones de personas con asistencia alimentaria. En este sentido afirmó: “Hemos logrado llegar a más familias y hemos aumentado los montos. Sin embargo la pobreza y la indigencia ha aumentado en nuestro país, pero el IFE y la Tarjeta Alimentar han funcionado como una red para que no sean más aún las familias en extrema indigencia. Con esta política social se ha logrado amortiguar la caída”, dijo Arroyo, quien volvió a reiterar los tres objetivos que se plantean desde lo alimentario para este año: “que la gente vuelva a comer en su hogar; fortalecer la producción de alimentos en pequeña escala, con asistencia financiera no bancaria para mejorar la producción, y apuntalar la calidad nutricional vía incentivos para la compra de alimentos frescos con la Tarjeta Alimentar”.

Por su parte, Pérez Esquivel aseguró que se está “haciendo un gran esfuerzo frente al desafío de superar la pobreza. A la inflación, los altos costos y la especulación financiera hay que enfrentarlos con coraje, no solo desde el ámbito gubernamental, sino desde la sociedad“.

Participaron Gustavo Béliz, secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia; la titular del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz, junto a Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz; Daniel Funes de Rioja, Presidente de la COPAL; Ianina Tuñon, de la UCA; Miguel Yedlin, Ministro de Desarrollo Social de Tucumán; Belinda Dammer, ministra de Desarrollo Social de Misiones; Gildo Onorato; de Movimiento Evita y UTEP; Miryam Goban, Coordinadora de la Cátedra Libre de Soberanía alimentaria de la UBA.

En su intervención, el secretario General Adjunto de la CTA Autónoma y titular de ATE, Hugo “Cachorro” Godoy, caracterizó el momento: “La prioridad del Presidente de terminar con el hambre sigue siendo una prioridad a alcanzar, y por eso este consejo debe mantenerse en el tiempo y debe dinamizarse para encontrar una mayor efectividad en las medidas que implementemos”.

En este sentido, el dirigente manifestó el respaldo de la central a las medidas que impulsa el Gobierno y presentó la propuesta “Universalizando ingresos sobre la población en situación de informalidad laboral y desempleo”, desarrollado por el Instituto de Pensamiento y Políticas Publicas de la Central, sobre el que Canal Abierto informó esta semana: “Enviamos al Ministro y a la Presidenta del Consejo una propuesta porque entendemos que hay que promover el trabajo, pero también garantizar un piso de ingresos mínimos a toda la población, y debemos establecer un piso de dignidad de vida a 4 millones de argentinos, con un salario universal”, dijo al respecto Godoy, que estuvo acompañado por Omar Giuliani, coordinador de la Federación Nacional Territorial (FeNaT) que integra la CTA-A.

“En un cuadro económico de reducción de la demanda, lo que aumenta los precios es la actitud especuladora de algunos sectores sin solidaridad. Estos mecanismos son inadmisibles, y debemos encontrar respuestas entre todos. El problema del hambre radica en la injusta redistribución de la riqueza, y como dijo Pérez Esquivel, el hambre es un crimen”, agregó el dirigente estatal.

Finalmente expresó que desde las y los trabajadores “creemos que solamente la acción concertada del gobierno no alcanza, sino que es necesario acelerar y fortalecer las medidas de participación activa del gobierno con las organizaciones libres del pueblo. Nos comprometemos a acompañar estos esfuerzos para que terminemos con el hambre en la Argentina”, concluyó.

El encuentro se da en el mismo día que el Gobierno inició con los sindicatos la ronda de conversaciones para alcanzar un acuerdo de precios y salarios que permita frenar la inflación. Poir la tarde el presidente recibe a la Mesa de Enlace, y mañana los ministros se reunirán con los empresarios.

Te puede interesar: Universalización de ingresos, una propuesta para reactivar la economía

 

 

 

 

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico