Redacción Canal Abierto | Basado en los microdatos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) correspondiente al tercer trimestre de 2020, un equipo del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas liderado por Claudio Lozano elaboró el informe “La intensificación de la pobreza frente a los límites de la recuperación” donde afirma que a finales de 2020 3.7millones de personas salieron de la situación de pobreza y casi 800.000 de la indigencia.

La comparación fue obtenida al cruzar los datos con los del segundo trimestre. “Al tercer trimestre de 2020, la pobreza alcanza al 38,7% de la población (17,6 millones de personas) mientras la indigencia se mantiene en los dos dígitos, alcanzando al 10,6% de los habitantes (4,8 millones de personas). Estos resultados implican un descenso de la pobreza de 8,3 puntos porcentuales respecto al fatídico segundo trimestre, mientras la indigencia baja 1,8 puntos”, reza el informe.

Este descenso estuvo marcado por la recuperación de la actividad económica que devino del levantamiento de las restricciones de la cuarentena por el COVID-19. La recomposición del empleo destruido durante estos meses también jugó un papel importante. “En el segundo trimestre se habían perdido 3,7 millones de ocupaciones, de los cuales lograron recomponerse en el tercer trimestre 1,7 millones de empleos, en su mayor parte correspondientes a la informalidad. Además, durante este período todavía estaban vigentes las políticas de contención implementadas por el Gobierno, como el IFE”, destacaron los especialistas.

El equipo del IPyPP también señaló: “Si exceptuamos el segundo trimestre por ser el eje de la tormenta económica causada por la pandemia, los niveles de pobreza e indigencia del tercer trimestre son los más altos de los últimos años, incluso por encima de los elevados valores alcanzados hacia fines de 2019. Comparando con el mismo trimestre del año anterior, vemos que la pobreza está 5,6 puntos porcentuales por encima de aquel entonces (33,1 por ciento en tercer trimestre 2019), mientras la indigencia creció 3 p.p. Es decir, que más de 2,7 millones de personas cayeron en la pobreza, al tiempo que 1,4 millones cayeron en la indigencia”.

Por otra parte, el avance en la recuperación económica se ve limitado puesto que el mercado interno está deprimido y hay una desaceleración del crecimiento del PBI. Además, la discontinuidad de las medidas como el IFE, la caída del 1,7% del poder adquisitivo y la aceleración inflacionaria impiden augurar la mejora de estos indicadores en los meses siguientes.

En este sentido, desde el IPyPP expresaron: “Si queremos salir de la espiral depresiva en la cual nos metió el gobierno de Macri, y que fue potenciada por la pandemia del COVID-19, debemos impulsar la recuperación del poder adquisitivo del salario y garantizar un piso de ingresos digno para el conjunto de la población. Para ello también es indispensable una política antiinflacionaria que tome control de los principales precios de la economía (tipo de cambio, tarifas) y que se complemente con acuerdos de precios y salarios consistentes con la promoción de la demanda agregada”.

En esa línea se inscribe la propuesta de universalización de ingresos sobre la población en situación de informalidad y desempleo elaborada por el director del Banco Nación y dirigente de Unidad Popular en el Frente de Todos, Claudio Lozano, y el equipo de trabajo del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPyPP).

En ella plantean que con una inversión de entre 1,6% y 2,9% del PBI se pueden promover 4 millones de nuevos empleos. Para hacerlo, proponen crear –en paralelo al acuerdo de precios y salarios- dos instrumentos que intervengan en el ingreso de los sectores que están por fuera del empleo formal:

  • Establecer un ingreso básico universal, que recupere y profundice la estrategia del ingreso familiar de emergencia (IFE) que “inexplicablemente, en un contexto de agravamiento extremo de la situación social, se eliminara del Presupuesto 2021”.
  • Instrumentar un salario social de empleo y formación que reformule, integre y supere los actuales programas Potenciar Trabajo y Progresar al tiempo que promueva la creación de un Programa de empleo y formación de acceso universal “garantizado por la política estatal en articulación con las organizaciones populares”.

 

Foto: Revista AlgoritmoMag

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico