Canal Abierto Radio | Andrés Burgo, escritor y cineasta, recordó el histórico partido Argentina-Inglaterra por el cual realizó una investigación que dio por resultado el libro El partido para la que habló con los jugadores y los equipos técnicos. “Ese partido es un milagro, es irrepetible para mi porque tiene el condimento trágico de la guerra y todos esperamos que eso no ocurra nunca más” aseguró.

“Siempre que se vuelve a ese partido, se hacen fundidos entre Maradona eludiendo ingleses e imágenes de los chicos de la guerra, con sus trajes caqui, cagados de frío en el sur y sus fusiles que nos disparaban más de 10 metros. Entonces yo quería hablar bastante con los jugadores-soldados, porque entre los 9000 soldados que fueron a Malvinas había varios que eran futbolistas” dijo a Canal Abierto Radio.

Ese día, para miles de argentinos y argentinas Maradona se transformó en “Dios”, por meterle dos goles épicos a la selección inglesa en un contexto de posguerra y dolor, que fueron un puntapié para la escritura de “El Partido”. Sin embargo, Burgo remarcó que hay varios momentos épicos además de los goles de Diego Maradona: “El ‘Vasco’ Olarticoechea es el Sargento Cabral de Maradona”, aseguró, porque sobre el final logra frenar el empate “con una jugada increíble, hace palanca con la cabeza, para atrás, y la pelota se va al córner”. 

“Yo le pregunté a mucha gente y es cierto que la guerra intoxicaba todo ese partido. Durante la semana previa, a la concentración argentina llegan comunicaciones de los ex combatientes telegramas jueguen por nosotros, por ustedes”, narró el periodsita.

Si bien se supo que hubo jugadores muy involucrados emocionalmente con el contexto, el comando del entrenador Carlos Salvador Bilardo fue no hablar de política. Pero incluso los propios periodistas preguntaban sobre el tema, y “contra eso no se podía combatir y los jugadores sabían que no era un partido más y después apelaron al manual de corrección política y verdades inofensivas” comentó el autor. 

“Soy de la idea de que Maradona inventó dos veces este partido: una con el pie y con la mano y diez años después lo inventó con la lengua. El retiro es algo tremendo para cualquier futbolista, imaginate para Maradona. Entonces me da la impresión que cuando no podía hacer más épica con las piernas, la empieza a hacer con la lengua. Diez años despues, para el décimo aniversario, empieza a hablar de la guerra de Malvinas como factor contaminante del partido. Esa arista bélica no la había utilizado hasta entonces”, aventuró Burgo.

Escuchá la nota completa:

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico