Canal Abierto Radio | Dora Barrancos, socióloga, historiadora, histórica militante feminista, integrante de la Comisión Provincial por la Memoria y actual asesora presidencial fue una de las expositoras del seminario “El Estado que necesitamos para superar las pandemias”, organizado por ATE Nacional. Al aire de Canal Abierto Radio, reflexionó sobre los avances en materia de género, así como las cuestiones pendientes y los desafíos en el marco de la campaña electoral.

La reconocida investigadora aseguró que hay una política “generizada”, desde que asumió el gobierno del Frente de Todos: “En medio del marasmo de la pandemia, de tanto obstáculo, de tantas situación adversa, la Argentina ha avanzado colocándose en un lugar excepcional y reconocido internacionalmente en materia de políticas de género”.

En ese sentido, enumeró las leyes que se han conseguido en casi dos años de gestión y en pandemia, junto a las conquistas históricas de los feminismos:

  • En primer lugar, mencionó la Ley IVE: “el 30 de diciembre del año pasado, 4:14 de la mañana, la Argentina gana la ley de aborto, una ley que además tiene una reconocida técnica legislativa y el bien jurídico que se protege, muy bien trazado en los diferentes articulados. Eso es notable y colocó a la Argentina en aquel momento en una situación extraordinaria porque es una ley avanzada”, incluso, destaco, por sobre las que existen en Cuba, el DF de México y Uruguay.
  • Luego mencionó la Ley de Cupo Trans “que hace obligatoria la contratación de personas del amplísimo arco, que de manera reducida llamamos personas trans, del enorme arco de la diversidad y le da derecho a un empleo dentro de cualquier organismo de Estado argentino”. Esta normativa complementa la histórica Ley de Identidad de Género, remarcó Barrancos.
  • El DNI no binario, “desarticulando la mera posición binaria F-M del documento de identidad, también es una nota altísima de nuestro país”.
  • Las jubilaciones para amas de casa: “El ANSES tomando la decisión de reconocer un año de servicios por cada hijo, hija o hije, y significa un avance también notable en materia de previsión, que las mujeres con tres hijos tienen ya asegurado tres años de servicios que le son computados” y se calcula doble cuando hay una situación de adopción.
  • Y por último, señaló “la decisión de la Inspección General de Justicia de que todas las organizaciones de grupos que tienen que ver con la necesidad de inscripción tienen que tener un cupo de género”.

En cuanto a las cifras de femicidios, Barrancos remarcó: “Cada feminicidio es una tragedia y está más allá de la estadística”. La pandemia agravó la situación de violencia para muchas mujeres en todo el mundo, y en Argentina se dio con “un incremento calculado entre 30 y 35 por ciento”, y un 40 por ciento en llamadas a la línea 144 entre denuncias y pedidos de información.  “De todos modos, necesitamos estadísticas confiables para poder avanzar más y más en la erradicación de este brutal flagelo”, dijo la experta. 

Tuvimos que salir a refrendar fuertemente que no había confinamiento que valiera para salir a hacer la denuncia”, explicó sobre el fortalecimiento durante esta etapa de las líneas de atención telefónica y de mensajería. Barrancos valoró los programas como Acompañar y Producir “en los que el Estado puso el eje”, pero, lamentó, “la magnitud de la tragedia nos excede”.

La académica subrayó que “el trabajo de prevención fundamental que hay que hacer es el cambio curricular en el sistema educativo para que desde el jardín de infantes se anulen, se eliminen todas las consideraciones, los tratos y las conductas y sobre todo las actitudes que hacen muy dominante las jerarquías con más valor y con mayor empeño, de mayor violencia a la niñez masculina”.

Además, hizo una valoración histórica de los Encuentros Nacionales de Mujeres, el Ni Una Menos y la lucha por el Aborto Legal, que “pusieron a Argentina en la vanguardia pero también marcaron la agenda política para el Frente de Todos”. Por eso, reconoció el compromiso del gobierno de Alberto Fernández y del último gobierno de Cristina Fernández de Kirchner para llevar adelante políticas de ampliación de derechos y en materia de género. 

No es posible considerar una sociedad democrática, una sociedad en la que queremos justicia social verdadera, separada de la justicia en género”, advirtió.  

Escuchá la nota completa:

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico