Redacción Canal Abierto | El Aeroparque Jorge Newbery amaneció vallado y con un megaoperativo a cargo de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) y de la Policía de la Ciudad dependientes del gobierno nacional y porteño respectivamente. El motivo fue la protesta de los 3.000 trabajadores despedidos de LATAM que iban nuevamente a expresar su reclamo.

El operativo terminó entorpeciendo el normal funcionamiento de todo Aeroparque. Al respecto, Leonardo Ruiz, trabajador despedido de la empresa, dijo: “Al igual que la semana pasada, nuestra intención era reclamar a la empresa que nos dejó a más de 3.000 trabajadores en la calle. Nos encontramos con un vallado enorme y mil policías adentro de Aeroparque y por esto ni los pasajeros podían entrar. Nos vimos en la obligación de cortar la Costanera. La idea no era afectar a los pasajeros de las líneas aéreas. Cortamos la zona sur, y ahora estamos volviendo a ver si nos atienden, si no cortaremos la otra punta”.

Imagen

En 2020, LATAM actuó violando el decreto de prohibición de despidos y otras leyes laborales y comerciales del país, despidiendo a trabajadores y perjudicando a los pasajeros de todas las demás aerolíneas.

Te puede interesar: Latam: “La pandemia es la excusa para el vaciamiento”

“Tuvimos muchas audiencias pero no hubo soluciones concretas. La última audiencia ya está fuera de plazo porque la tendríamos que haber tenido hace dos semanas, por eso estamos reclamando en la calle”, informó Ruiz.

Son tres mil trabajadores despedidos, 1700 contratados de manera directa y otros 2000 que eran tercerizados y dependían de la operación de LATAM los que también quedaron en la calle. “Y ahora LATAM vuelve como si nada a operar en Aeroparque, en Córdoba y Mendoza, con sus flotas regionales, las más rentables y que son en dólares, e incluso en el interior contratando trabajadores tercerizados a los que les pagan $18.000 mientras dejó a tres mil trabajadores en la calle. Es una impunidad increíble”, señaló Ruiz.

A su vez agregó: “Ya estamos hace veinte meses luchando, no nos vamos a dar por vencidos. Vamos a seguir manifestándonos todas las veces que sean necesarias. Este es nuestro lugar de trabajo y lo más probable es que la mayoría de las acciones se hagan acá, pero no descartamos otros lugares como el Ministerio de Trabajo, que es donde firmaron actas de continuidad laboral para los trabajadores y no las están cumpliendo”.

El trabajador también informó que antes de que se decretara la cuarentena, cuando volaban normalmente y no perdían ni un centavo, la empresa quiso recortarnos el salario a la mitad. “Con la cuarentena aprovechó para huir del país y dejar a todos los trabajadores en la calle. No hubo ninguna propuesta e infringió todos los dictámenes que la Justicia dispuso a favor de los trabajadores para que nos paguen el sueldo completo. No se les aceptó una quiebra que hacer porque no demostraban pérdida”, dijo.

Ahora, los trabajadores se encuentran a la espera de una nueva audiencia que dé soluciones concretas a su reclamo. “No vamos a dejar de luchar, nos van a ver venir una y mil veces más por más que pongan vallas o hagan lo que sea. Los trabajadores estamos en la calle y la empresa sigue lucrando con las rutas más rentables”, finalizó Ruiz.

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico