Redacción Canal Abierto | La policía de Salta capital impidió violentamente la realización de una olla popular a vendedores de la vía pública conocidos como “les puesteres», quienes reclamaban por la reinstalación en sus lugares de trabajo en Parque San Martín. Además, Julio Molina, secretario General de CTA Autónoma salteña, junto a varios trabajadores resultaron golpeados.

Los vendedores de la vía pública y la economía popular recibieron el apoyo de la CTA-A y de sus organizaciones de base como ATE, ATRES y distintos movimientos sociales.

La orden de impedir la manifestación partió de la intendenta municipal de la capital salteña, Bettina Romero, quien se niega a dialogar y mantiene la negativa de permitir la vuelta de los trabajadores a Parque San Martín, haciendo uso de la fuerza en reiteradas ocasiones.

El dirigente de la CTA-A Julio Molina, destacó “la falta total de interés de la intendenta en encontrar una solución para todas estas familias que viven de su trabajo”. Molina denunció también que “primero se los llevó a los trabajadores mediante engaños a un lugar donde es imposible la venta y ahora nos manda la policía a golpearnos y a patearnos  la comida que preparábamos en la olla popular”.

El gobierno de la ciudad había dado un ultimátum a los trabajadores el 10 de enero asegurando que no podrían permanecer en los espacios verdes y que deberían regularizar su situación, buscar espacio en las ferias formales o acceder a créditos y programa de formación.

Desde la central salteña ratificaron la decisión de acompañar la lucha de los manteros y preparan una amplia convocatoria para insistir en la búsqueda de una solución.

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico