Redacción Canal Abierto | La jornada comenzó con una postal absurda: el presidente Mauricio Macri inauguró el ciclo lectivo en Jujuy, aunque en la mayoría de las escuelas del país las clases no empezaron.

A la negativa a permitir una paritaria nacional, el ofrecimiento de aumentos considerablemente menores a la inflación proyectada para este año y el anuncio de varios gobernadores de que descontarán los días de paro, se le sumó un discurso presidencial que trató de “oportunistas” a los docentes, quienes llenaron la Plaza Congreso y marcharon hacia al Palacio Pizzurno, sede del Ministerio de Educación nacional.

Foto: Emergente

El paro, convocado por los cinco gremios docentes con representación nacional (SADOP, CEA, AMET, UDA Y CTERA), será de 48 horas, aunque en algunas provincias amenaza con extenderse.

Roberto Baradel, líder de Suteba, afirmó que “el paro es masivo en todo el país” y los organizadores calcularon un acatamiento del 80%.

Por su parte, Mario Almirón, Secretario General de SADOP, recalcó que la paritaria nacional docente “es una obligación que el gobierno nacional tiene por ley“, y que “la no convocatoria implica la imposibilidad de discutir un salario justo y condiciones de trabajo adecuadas para nuestros compañeros. Ese es el motivo central del paro”.

Al inicio del acto, Sonia Alesso, titular de Ctera, destacó: “Esta es una lección histórica: no nos arrodillamos y no les tenemos miedo”. Y agregó: “Esta marcha, de más de 50 mil maestros, debe hacer reflexionar al Gobierno. Pedimos que cumplan con la ley”.

La medida se da en el marco de una tensión cada vez más grande entre los docentes y el Gobierno. El último intento por destrabar el conflicto en la Provincia de Buenos Aires fue el dictado de una conciliación obligatoria y la amenaza de multar a los gremios que no la acatasen. La delegación gubernamental ofreció $800 por única vez. El ofrecimiento fue vivido como una provocación, generó un rechazo unánime y la ratificación del paro para lunes y martes.

Como precedente, la gobernadora María Eugenia Vidal había convocado a “voluntarios” que hicieran las veces de docentes para suplir a los huelguistas dando clases de apoyo, lo que terminó de caldear los ánimos.

En tanto, desde el palco, Carlos Acuña, integrante del triunvirato de la CGT, replicó a los manifestantes que coreaban “paro nacional, paro nacional”: “Quédense tranquilos, que ya está votado para antes de fin de mes”, como antesala de la marcha que planea la Central obrera para mañana.

Las provincias, complicadas

Con el recorte presupuestario al Fondo Nacional de Incentivo Docente –que se calcula para este año en 20 mil millones de pesos- y la reducción paulatina del Fondo Compensador, son varias las provincias a las que los números no les cierran.

El Fondo Compensador es percibido por siete provincias, y el año pasado ascendió a 1800 millones de pesos. El Gobierno prevé recortarlo un 25% por año hasta que en 2019 ya no exista.