Redacción Canal Abierto | Las organizaciones sociales llevaron adelante hoy una jornada nacional de lucha con movilizaciones, cortes y ollas populares. Las medidas pretenden lograr la implementación de la Ley de Emergencia Social por la que el Gobierno se comprometió a reforzar las partidas presupuestarias en 30 mil millones de pesos en tres años, destinados a que los trabajadores de la economía popular cobren el equivalente a un salario mínimo.

Si bien se produjeron algunos enfrentamientos con la policía, que el dirigente social llamó “escaramuzas” y que incluyeron gas pimienta y balas de goma sobre la primera fila de manifestantes que se encontraban sobre el Puente Pueyrredón, el secretario general de la Confederación de los Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Esteban “Gringo” Castro, afirmó que la jornada se desarrolló según lo previsto. “No buscábamos la represión ni mucho menos, sino visibilizar el conflicto, que tenemos trabados los recursos en un momento donde la situación se agravó, donde aumentaron los despidos, la comida está carísima y no se pueden pagar los servicios”, contó en diálogo con Canal Abierto.

Esta mañana, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, advirtió a los manifestantes en declaraciones radiales que las fuerzas de seguridad estaban “preparadas para despejar los cortes” y los acusaba de querer generar una situación de “ingobernabilidad”. También arremetió contra el dirigente del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, sobre quien afirmó que “llega a fin de mes siete veces, no una”.

“Bullrich alguna vez fue una militante popular y no sé qué le pasó en la vida que ahora es una triste empleada de los monopolios -sostuvo Castro-. Yo la invito a que venga a mi barrio. No es lejos, es en Cuartel V, Moreno. Y que ahí vea cómo vive la gente. A Emilio lo conozco y vive como habla, es una chicana muy barata”.

Las medidas de fuerza se llevaron adelante en diversos puntos de acceso a la Ciudad de Buenos Aires, Chaco, Córdoba, Formosa, Río Negro, Tucumán, Salta, Mar del Plata, La Plata, entre otros lugares, bajo la consigna de las tres “T” enumeradas por el papa Francisco: “Tierra, Techo y Trabajo”.

Esta ley, que declara la emergencia social y alimentaria por un año en todo el país, fue aprobada en diciembre, reglamentada la semana pasada y aún no tiene fecha de implementación. Recién hace un mes, el Gobierno convocó a la primera reunión para la creación del Consejo de la Economía Popular y el Salario Social, que volverá a reunirse mañana (CEPSS).

“La reunión ya estaba prevista en el marco de una preocupación por el deterioro social del que el Gobierno no toma nota y no toma las medidas de acuerdo a esa realidad”, agregó el dirigente de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, organización que también impulsa esta ley junto a la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y otras agrupaciones adherentes.

El acuerdo establece un aumento especial del 15% de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación por Embarazo para Protección Social, además de un pago complementario de $4000 para los trabajadores del sector informal que figuren el padrón del Registro Trabajadores de la Economía Popular que será armado por el CEPSS.

 

Nuestros temas