Redacción Canal Abierto | El Consejo Directivo de la CGT anunció esta tarde que realizará un paro el 6 de abril sin movilización. “Nos quedaremos en nuestras casas”, explicitó en conferencia de prensa Carlos Acuña, uno de los tres secretarios generales.

“Hay un malestar generalizado en amplias capas de la población, que la CGT intenta interpretar”, aseguró Juan Carlos Schmid, otro de los titulares de la central. “Venimos planteando rectificación de políticas que han llevado a la destrucción de puestos de trabajo”, agregó.

La medida contaría con la adhesión de los sindicatos del transporte, lo que garantizaría la contundencia de la medida de fuerza. También cuenta con el respaldo la UOM y los trabajadores del calzado, cuyos dirigentes asistieron ayer a reuniones con ministros del Gobierno para analizar la marcha de la economía en sus sectores, algo que despertó dudas sobre su fidelidad entre los jefes de la CGT.

Esta convocatoria tuvo un antecedente inmediato el 6 de abril pasado, cuando en la movilización al Ministerio de la Producción un grupo de trabajadores abucheó al triunvirato exigiéndole una medida de fuerza.

“Nosotros creemos que las condiciones para convocar a un paro están dadas desde hace rato”, declaró a Canal Abierto el Secretario Adjunto de la CTA Autónoma, Ricardo Peidró. “Bregamos desde hace meses en hacer un paro junto con la CGT, pero no como un reclamo, sino parando y movilizándonos en la calle”, añadió.

El dirigente señaló que la mesa nacional de la central definirá el 27 de marzo su participación en la protesta, algo que en términos personales da por descontado.

Asimismo, la CTA de los Trabajadores también participaría de la convocatoria y levantaría la medida de fuerza anunciada para el 30 de marzo, hace 48 horas. Otro de los actores protagonistas del paro nacional serán las organizaciones sociales.