Redacción Canal Abierto | Sebastián Romero, integrante del Comité de lucha de los trabajadores suspendidos de la planta de General Motors en Rosario, dialogó con Canal Abierto luego del intento fallido de ser recibidos en el Ministerio de Trabajo de la Nación, acompañados por concejales rosarinos y legisladores provinciales.

En esta entrevista, Romero explica el conflicto, el rol que juega el sindicato SMATA en las suspensiones, la situación de explotación de quienes no están suspendidos y lo que significó, en realidad, el convenio que el Gobierno anunció en marzo por el que se producirían “un millón de autos por día”.