Redacción Canal Abierto | El 28 de marzo de 1976, Reynaldo Bignone ocupó el hospital Posadas para desplegar un ejército parapolicial que desapareció a once trabajadores y despidió a más de 150 personas.

Jacobo Chester, empleado del establecimiento, fue asesinado por las fuerzas represivas. Zulema, afiliada a ATE e integrante de la Dirección de Derechos Humanos del hospital, nos cuenta su historia, opina sobre el fallo de la Corte Suprema y advierte que la lucha continúa.

Artículos recientes