Redacción Canal Abierto | Maurico Macri definió a la Argentina como lo que es desde 1880, salvo breves interregnos: “una gran productora de alimentos”. A pesar del hambre que se registra en el norte de nuestro país, el presidente aseguró que tenemos la capacidad de cubrir la demanda de 400 millones de personas. Y se comprometió a duplicar esa producción durante los próximos años.

Lo hizo en la capital china, durante el en el foro Una Franja y una Ruta para la Cooperación Internacional, una iniciativa de importancia geopolítica y económica que busca conectar Asia, África y Europa. Estaban presentes varios líderes mundiales, entre ellos Michelle Bachelet (Chile), Vladimir Putin (Rusia) y el anfitrión Xi Jinping, presidente de China, quien propuso crear “una arquitectura de cooperación económica global abierta, inclusiva y equilibrada que beneficie a todos”.

Los augurios del mandatario asiático bien le vendrían a la Argentina, que registra una relación comercial hegemonizada por las exportaciones agropecuarias (60%), contra importaciones de bienes de capital (67%). La exposición de Macri, no obstante, pareciera intensificar la realidad desigual.

Acompañaron al presidente la canciller Susana Malcorra, y los ministros de Finanzas, Luis Caputo, y de Energía y Minería, Juan José Aranguren.

El mandatario argentino llegó a Beijing tras una escala en Dubai, uno de los siete estados de los Emiratos Árabes Unidos, donde se reunió con el sheikh Ahmed Bin Zayed Al Nahyan, el príncipe heredero que lo visitó en marzo en Casa Rosada, en un encuentro de carácter económico y comercial.

El miércoles será el plato fuerte de la gira presidencial, cuando Macri sea recibido por su par chino en el Gran Salón del Pueblo de Beijing, para firmar acuerdos por unos 31.000 millones de dólares en las áreas de agroindustria, energía, transporte y minería.

De acuerdo al plan quinquenal publicado la semana pasada en el Boletín Oficial, los países firmarían un convenio para la construcción de dos centrales nucleares, la adquisición china del 50% de la mina de Veladero en San Juan, la licitación para la construcción de 7000 viviendas prefabricadas, el reacondicionamiento del Belgrano Cargas y el ferrocarril San Martín. Asimismo, se ratificaría la línea de financiamiento de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic, en Santa Cruz.

También se sumaron a través del banco Eximbank a la financiación de la prensa El Tambolar, en San Juan. Sinopec, una petrolera china, es la cuarta en producción de crudo en nuestro país y, en el mismo rubro, China National Offshore Oil Corporation (Cnooc) adquirió el 50% de las acciones de Esso Argentina.

Luego de China, Macri arribará a Japón, donde también tiene prevista su primera visita de Estado, entre el 18 y el 20 de mayo.