Redacción Canal Abierto | Más de 400 personas de organizaciones sociales y vecinos de los barrios de la ribera de Villa Caraza se movilizaron este mediodía por el centro de Lanús, desde la sede de EDESUR hasta la intendencia, donde lograron ser recibidos por autoridades ejecutivas.

La protesta fue en reclamo de respuestas por  los cortes de luz que sufren los habitantes de los asentamientos desde hace meses, y que provocaron la muerte de 4 niñas la semana pasada, de un chico y su tío en la madrugada del lunes y de una séptima víctima fatal que permanecía internada y falleció esta mañana.

Gonzalo Prestia, del Movimiento de Trabajadores Excluidos, una de las organizaciones que junto  a la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular encabezaron la marcha, explica a Canal Abierto que Lanús acusa a la compañía de no invertir y la empresa no se hace cargo:

“Antes de las muertes habíamos reclamado a EDESUR y no nos dieron bola, se patean la pelota entre la empresa y el municipio, los vecinos pidieron generadores propios en muchas ocasiones, pero nunca tuvieron luz, la situación es muy problemática porque no tienen ni donde reclamar, cuando van a reclamar los acusan de estar enganchados, entonces exigen que les coloque los transformadores en el barrio y no les dan respuestas”

Hace diez días en el barrio ACUBA fallecieron Elunei, Mia, Zoe y Luana, cuatro hermanas de 7 (mellizas), 4 y 2 años, por una vela que provocó un incendio en la casilla que habitaban con su familia. La denuncia fue presentada ante la Procuración General de la Nación para que el Municipio y EDESUR inicien las tareas para la instalación de los transformadores y la normalización del tendido eléctrico.

El lunes también se incendió una casa de integrantes del MTE en el barrio San José Obrero. Murieron Daniel Braian (14) y Daniel Armando (41) por la misma causa, mientras dos menores (Alexis y Brando) heridos de gravedad fueron derivados al hospital Evita. Esta mañana finalmente murió Alexis, de 17 años, tras 4 días de agonía.

Prestia denuncia desidia empresarial e indiferencia estatal: “Lo que hizo el municipio después de las muertes fue ofrecer alimentos y chapas a la familia, casi una cargada, por eso ahora entendimos que ya teníamos que salir a la calle con la gente del barrio a llevar el reclamo que tienen los vecinos”. El militante realizó una crónica de la actividad de hoy y destacó los logros de la movilización: “En EDESUR obviamente no nos abrieron las puertas, caminamos cinco cuadras hasta el municipio, nos manifestamos ahí también y logramos que nos atiendan el Secretario de Gobierno y el Secretario de Desarrollo Social, que se comprometieron a recibirnos mañana junto a responsables de la empresa eléctrica”

Las 7 víctimas fatales de los últimos 10 días son la cara más visible de una problemática que ACUBA, Villa Diamante, San José, Caraza y todos los barrios precarios de la zona viven a diario, con incendios habituales, cortes de luz prolongados, la imposibilidad de bombear agua y por lo tanto inundaciones. “Cuando ocurrió el primer incendio en el que murieron las 4 chicas, el barrio entero estaba sin agua, es como una trampa mortal”, dijo Prestia.

ACUBA es un asentamiento que nació de una toma hace poco mas de 10 años, en la costa del Riachuelo, en Villa Caraza, Lanús, en el que sobreviven más de 400 familias, sin ningún servicio básico garantizado por el municipio o la Provincia. Los tendidos eléctricos son precarios, los cortes de luz frecuentes, y por eso los vecinos recurren a las velas para iluminarse y al kerosene para calentar las viviendas. Tampoco existe agua corriente, por eso los cortes de electricidad también dificultan la llegada del agua potable, y la gente debe esperar que pase el camión de AYSA repartiendo un poco de agua para cada familia.

Para finalizar, Gonzalo Prestia del MTE detalló los pasos a seguir para lograr la normalización de los servicios básicos en los barrios pobres de Lanús: “Lo que pedimos es que pongan transformadores y generadores, hasta que se pueda concretar algún cambio estructural, porque esto va a volver a pasar, estos no son los únicos incendios que hubo, y aunque no haya muertes esas familias quedan sin nada, porque se les prende fuego la casilla y todo lo que tienen está ahí adentro. Vamos a exigir que desde el lunes coloquen los transformadores y que a partir de ahí se establezca una mesa de trabajo para encontrar soluciones de fondo”. 

 

Nuestros temas