Redacción Canal Abierto | Y un día les tocó a ellos sentarse en el banquillo de los acusados. Y ser encontrados culpables. En la tarde de ayer, los jueces federales de Mendoza durante la última dictadura cívico-militar Otilio Roque Romano, Guillermo Max Petra Recabarren, Luis Francisco Miret y Rolando Evaristo Carrizo fueron condenados por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 1 de Mendoza en la causa que investigó su complicidad con el genocidio.

Descargar

La complicidad de los magistrados no se circunscribió al período comprendido entre el 24 de marzo de 1976 y el 9 de diciembre de 1983, sino que comenzó durante el gobierno constitucional encabezado por María Estela Martínez de Perón, tras la sanción de la Ley 20840 de lucha contra la subversión.

Descargar