Redacción Canal Abierto | Días atrás la gobernadora Vidal aseguró que Astillero Río Santiago es la única empresa pública deficitaria en la provincia de Buenos Aires, algo que Diego Seimandi, trabajador de la empresa y secretario de Acción Política de la seccional Ensenada de ATE confirma.

No obstante, desliga la responsabilidad en el Ejecutivo bonaerense. En esta entrevista, asegura que hay cuatro contratos paralizados para la construcción de buques por créditos congelados del Banco Provincia. Mientras se construyen barquitos para la República de los Niños, 500 toneladas de acero esperan ser trabajadas para abastecer la continuidad laboral de 3500 operarios, al menos por cuatro años más.

El Astillero Río Santiago es el más grande de la Argentina y el quinto de América latina. Allí se podrían haber construido a mitad de precio las lanchas que la ministra Patricia Bullrich compró a Israel por 49 millones de dólares y otro tanto que gestiona en Francia.

Diego Seimandi explica además el proyecto de ley que intenta recrear la flota estatal que alguna vez representó ELMA, la marina mercante nacional desguazada por el menemismo. Hoy todo lo exportado en nuestro país se embarca en buques de dos empresas monopólicas que concentran el mercado mundial. Según el entrevistado, nuestro país podría obtener dividendos por entre 5 y 7 mil millones de dólares al año.

 

La entrevista completa: