Redacción Canal Abierto | “En la campaña no está la voz de los niños ni la temática, salvo en lo que tiene que ver con la punibilidad”, resume Estela Rojas, de Chicos del Sur, de Villa Fiorito, una de las muchas organizaciones que trabajan con niños, niñas y adolescentes y forman parte de Encuentro Niñez y Territorio. Desde ese espacio, y bajo el lema “se organizan, debaten y proponen por una vida digna para la niñez”, este 4 de octubre se realizará al Congreso de Pibes y Pibas en Plaza de Mayo para el que los chicos ya vinieron debatiendo en distintos precongresos.

“Allí hablamos de que muchos de nuestros derechos fueron vulnerados”, explica Sofía, de El Palomar, en Banfield. Junto a ella, Abril y Priscila, de Chicos del Sur; y Andrés y Federico, de Torcacitas, visitaron los estudios de Canal Abierto y contaron por qué es importante este encuentro que arrancará a las 11 de la mañana partirá a las 14 hacia el Congreso nacional para entregar allí las conclusiones y propuestas del debate. “Vemos que cada vez son más chicos los chicos que caen en el consumo. Están cada vez más expuestos y eso es porque no hay responsabilidad ni familiar ni social. Necesitamos que los adultos nos escuchen”, agrega Sofía.

Por su parte, Andrés es categórico: “Lo que quiero, como mi derecho de ser niño, es un lugar donde dormir tranquilo, una oportunidad para los chicos que están en la calle. No un instituto donde los caguen a palos y los metan en cana, sino un lugar donde les den amor y les enseñen las cosas que no aprendieron en la calle”.

Cuando se les da la palabra aparecen la violencia, la utilización mediática, el consumo, y los problemas del barrio como algunas de las situaciones urgentes que no tienen respuesta ni espacio en la agenda gubernamental. El Congreso de Pibes y Pibas será una oportunidad para escucharlos porque, como recuerda Estela, “los adultos tenemos una responsabilidad sobre la felicidad de los niños y las niñas y tenemos que hacernos cargo”.

Entrevista completa:

Nuestros temas