Redacción Canal Abierto | Esta mañana comenzaron las audiencias en los tribunales de Comodoro Py del segundo juicio por el choque ferroviario que en febrero de 2012 le quitó la vida a 52 personas en la Estación Miserere del Ferrocarril Sarmiento.

El ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido y el ex titular de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos (Uniren) Gustavo Simeonoff están imputados de los delitos de “estrago culposo agravado” y “administración fraudulenta”, cuyas penas podrían ir de 3 a 11 años de prisión.

Los nuevos abogados del ex ministro, Maximiliano Rusconi y Gabriel Palmeiro, denunciaron que el proceso “lesiona un conjunto de garantías constitucionales” y anticiparon que denunciarán al Tribunal Oral Federal (TOF) 4 por “utilización impropia del derecho penal del Estado de Derecho”.

El proceso judicial fue impulsado por los familiares de las víctimas y de algunos de los 700 heridos que dejó el choque del 22 de febrero de 2012. Por este hecho ya hubo un juicio que finalizo el 29 de diciembre de 2015, en el que fueron condenadas 21 personas (de 28 acusados), entre ellos Claudio Cirigliano (9 años) y otros directivos de la ex concesionaria Trenes de Buenos Aires (TBA), Marcos Córdoba, el maquinista que conducía la formación (3 años y medio) y los ex secretarios de Transporte Ricardo Jaime (5 años, está en prisión por otras condenas) y Juan Pablo Schiavi (8 años).

La audiencia de hoy fue de lectura de acusaciones a ambos enjuiciados. El proceso continuara el próximo miércoles.

A espaldas de los acusados se ubicaron los familiares presentes, con carteles en los que se leyó el mismo mensaje que hace cinco años: “Justicia para las víctimas de la Tragedia de Once”.

en octubre

Nuestros temas