Redacción Canal Abierto | El juez Gustavo Lleral dispuso que el cuerpo de Santiago Maldonado sea entregado a su familia el viernes, cuando culmine la junta de 55 peritos médicos que analiza los estudios complementarios a la autopsia.

Si bien algunas observaciones de los especialistas ya trascendieron, se espera que el informe inaugure una nueva etapa de la investigación. Sin embargo, en las últimas horas la familia comenzó a dar señales de descreimiento de la buena voluntad de la justicia federal de Esquel, en tanto el magistrado rechazo sistemáticamente varios pedidos de la querella.

Nuevo testigo

La semana pasada el cantautor chileno Nicasio Luna, un joven de 22 años con varios discos editados y una reconocida trayectoria artística a lo largo del país vecino, estuvo en un programa televisivo y aseguro haber estado con Santiago hasta los últimos segundos, cuando se tiraron al río para evitar los disparos de los gendarmes.

Luna dijo: “Nos replegamos para resguardar nuestra vida. Eran muchas balas e insultos. Nos tiramos al río, agarrados de los sauces”, gritaban ‘fuego libre’, ellos eran más de cincuenta. Del otro lado, los demás muchachos dijeron que agarraron a uno”. Cuando le mostraron la última foto en la que se lo ve a Maldonado con vida corriendo en el puesto de control mapuche (foto de portada), aseguro: “Ese es Santiago y ese soy yo. Igual que Santiago estuvimos solidarizándonos con esa gente”. Sobre la reacción de los manifestantes originarios a la represión, fue categórico: “la respuesta de la gente mapuche fue con piedras, no fue con balas de escopeta ni 9 mm como del lado contrario”. Y cuando fue consultado sobre el video en el que se registró en corte en la Ruta 40, previo al ataque a la pu lof, el testigo ratifico las versiones ya conocidas que constan en el expediente: “Era un corte informativo que hicieron exigiendo también la liberación de su lonko Facundo Jones Huala. Esos terroristas que ven allí, eran muchachos de mi edad o más jóvenes, entregaban información”.

Según se conoció, el payador estaba solidarizándose con el reclamo mapuche, y el día del operativo había ido al predio recuperado a entregar la recaudación de una presentación suya realizada días atrás a beneficio de la causa.

El nombre de Nicasio Luna ya figuraba en la investigación judicial. Es que su documento estaba entre las cosas que los gendarmes se llevaron de la comunidad luego de la represión del 1 de agosto. Dos días después, Luna fue al juzgado a buscar sus pertenencias, el juez Otranto se las entregó, y lo dejó ir sin tomarle declaración.

Ahora, la familia Maldonado le pidió al juez Gustavo Lleral que libre un exhorto para que pueda testimoniar, y que cite a su predecesor en el caso, Guido Otranto, para que explique por qué no lo llamó a declarar formalmente. Pero el juez actual rechazó el pedido.

Otras negativas

En un escrito presentado el viernes pasado, la abogada Verónica Heredia pidió que sean citadas a declarar todas las personas que estuvieron con Santiago el 1° de agosto. La presentación reclama además que sean convocados Fernando Jones Huala, el bombero Ricardo Urquiza, y la abogada Mabel Sánchez, de la APDH-Chubut que recorrieron el lugar donde fue descubierto el cuerpo pocos días antes del 18 de octubre.

Durante el fin de semana, en una entrevista concedida al diario Página/12, Sergio Maldonado detalló una serie de requerimientos que fueron rechazados por el juzgado de Lleral, de quien dijo que “no quieren saber la verdad de lo que pasó”. El hermano de Santiago lamentó que “Estamos como si fuera el 2 de agosto, retrocedimos porque no pasa nada en la causa, no avanza. Nos rechazan los expertos internacionales de la ONU y a los locales tampoco los quieren”.

Además enumeró que el magistrado no accedió a regresar al lugar del hallazgo del cuerpo para realizar observaciones complementarias; que la recusación contra la fiscal federal Silvina Ávila presentada por la APDH es otro de los rechazos del juez; que el juez se negó a dejar entrar a los expertos de universidades de La Plata y Esquel, con la eco-sonda, el día que apareció Santiago en el rio Chubut y nunca consideró ese pedido.

Sergio Maldonado insistió en que el cuerpo no pudo haber estado en ese lugar durante los 78 días que permaneció desaparecido, entre otras cosas porque no existe registro fotográfico ni fílmico del momento en que fue localizado, a pesar de que hay tres filmaciones (la policial, la de los buzos y la que hizo el secretario del juez). Y se volvió a quejar de que no hayan sido citados a declarar todos los gendarmes que participaron del operativo y de que finalmente no se haya realizado e allanamiento en la estancia de Benetton.

Por lo pronto, a partir del viernes habrá una nueva prueba sobre la cual el juez no podrá evitar movilizar la investigación. Y Santiago partirá a su último descanso en 25 de Mayo.

Lanzamiento

Nuestros temas