Redacción Canal Abierto | “Hay peñis (compañeros, en mapuche) que están siendo literalmente cazados. Les están tirando con balas de goma”, asegura a Canal Abierto Javier Milani, dirigente de ATE en El Bolsón, quien permanece en contacto telefónico con integrantes de la Lof Winkul Mapu, escondidos en el monte por la persecución que despliegan fuerzas a la orden de Patricia Bullrich.

Según reveló el ministerio de Seguridad, cerca de cien agentes de la Policía Federal, Prefectura y Gendarmería desalojan desde ayer a las 18 a 70 mapuches que recuperaron días atrás una porción de tierra ancestral sobre la ladera de un cerro frente al lago Mascardi, a 35 kilómetros de Bariloche. La operación en el terreno está a cargo del mismísimo jefe de la Policía Federal, Néstor Roncaglia. La semana pasada, el jefe de Gabinete Marcos Peña viajó a la ciudad andina la para informarse personalmente del reclamo indígena.

Minutos antes de la represión se hizo presente el secretario del juez federal con asiento en Neuquén y jurisdicción subrogante en Bariloche Gustavo Villanueva, que también entiende en la causa sobre la extradición de Fernando Jones Huala. Según testimonios recogidos por Canal Abierto, el funcionario no dio alternativas: “O se van o desalojamos”.

De acuerdo a la información a la que accedió este portal, en la zona hay más de una comunidad asentada y no pertenecen a la RAM, en contradicción con la información que deslizan desde Casa Rosada, y reproducen algunos medios, para deslegitimar su reclamo territorial.

Al momento hay detenidas aproximadamente una decena de mujeres y son retenidos siete menores de edad, que fueron trasladados esta mañana al juzgado federal de la Bariloche, donde se espera una movilización tras su indagatoria.

Ahora la ruta 40 permanece cortada en ambos manos a lo largo de diez kilómetros.

Nuestros temas