Redacción Canal Abierto | Después de 5 años de audiencias, con más de 20 meses de demora sobre las estimaciones originales, finalmente este miércoles se conocerá la sentencia para los 54 imputados por crímenes contra la humanidad cometidos en nuestro país entre 1976 y 1983 en el centro clandestino más grande del terrorismo de Estado.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal (TOF) Nº 5 analizó los casos de 789 víctimas, y 14 represores acusados no llegaron a esta última etapa, por cuestiones de salud, o por la amnistía biológica que se amplió dada la extensa duración del proceso.

En tiempos de 2×1, absoluciones y demoras inexplicables e interminables, los familiares, sobrevivientes, testigos y querellantes se declararon en alerta ante la posibilidad de un fallo que no esté a la altura de la densidad histórica que representa la investigación sobre el campo de concentración más oscuro del país.

En esta tercera etapa judicial que revela lo que sucedió en la ex Escuela de Mecánica de la Armada durante la dictadura, se juzgaron por primera vez “los vuelos de la muerte”, y otros casos paradigmáticos como la persecución al movimiento villero peronista; la estudiante sueca Dagmar Hagelin, los sacerdotes Orlando Yorio y Francisco Jalics; el trabajo esclavo y la prensa del genocidio; y Rodolfo Walsh, entre otros…

El TOF 5 de la Capital está integrado por los jueces Leopoldo Bruglia, Adriana Palliotti, Daniel Obligado y Pablo Bertuzzi (sustituto). La sentencia se dará a conocer en horas de la tarde del miércoles 29 de noviembre.  El juicio comenzó el 28 de noviembre de 2012. Organismos de derechos humanos, organizaciones sociales, estudiantiles y sindicales convocan a esperar el fallo en la puerta de los tribunales de Comodoro Py, en el barrio de Retiro, donde habrá transmisión en vivo de la lectura de sentencia, en un día que podrá –debería- colocar a la Argentina en la vidriera mundial de la lucha por los derechos humanos y contra el olvido y la impunidad.

promoción

Nuestros temas