Redacción Canal Abierto | Tras la venta del Ingenio La Esperanza al grupo Omega Energy, 338 trabajadores fueron cesanteados, mas de un centenar aceptó la propuesta del ministerio de Trabajo jujeño de pasar a la administración pública y otro tanto aceptó la jubilación anticipada. Sin embargo, hasta el momento son cientos los que conviven con la incertidumbre de no saber si contarán o no con una fuente de ingresos.

De esta manera, el nuevo grupo inversor de origen colombiano –con la ayuda del Ejecutivo provincial- redujo a la mitad la plantilla de la empresa. “Pretenden hacer funcionar el ingenio con 600 trabajadores, la mayoría administrativos, cuando eramos cerca de 1100”, aseguró en diálogo con Canal Abierto el secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar del Ingenio La Esperanza (SOEA), Sergio Juárez. “No queda claro cuál va a ser el futuro de la empresa”, agregó.

Según denuncia el sindicato, la patronal y el Ejecutivo provincial aprovecharon los días en que estuvieron detenidos sus principales referentes para avanzar sobre los retiros y pases al sector público. “Aprovecharon para intimidar y apretar a los compañeros para que arreglen. Esta es la forma en que se maneja el gobierno de Morales: apretando a trabajadores”, afirmó Juárez.

“Es un arreglo de Gerardo Morales y los nuevos dueños para que la provincia asuma los costos del desguace”, aseguró el dirigente de SOEA.

Estreno

Nuestros temas