Redacción Canal Abierto | La semana pasada el Ministerio de Cultura de la Nación confirmó oficialmente que no continuará el “financiamiento de la Compañía de Danza Clásica ´Danza por la Inclusión´, que dirigía desde su creación el reconocido bailarín Iñaki Urlezaga, y que se presentó durante 4 años de manera gratuita a lo largo y ancho del país.

80 trabajadores y trabajadoras, entre bailarines de todo el territorio nacional, técnicos, escenógrafos y otros integrantes del staff reclaman la continuidad del proyecto que había nacido en 2013 bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo social, con audiciones en las provincias para armar el cuerpo de baile. Ya en la gestión de Cambiemos se resolvió para 2017 el traspaso ministerial, lo que significó una temporada muy complicada y con pocas presentaciones para el año pasado, y el cierre del proyecto conocido en estos días.

Ayer los integrantes del Ballet Nacional de Danza estuvieron en la sede de ATE Nacional, donde recibieron el apoyo del gremio estatal y coordinaron la participación en una función de protesta que se realizará este mediodía  en las puertas del Ministerio, en avenida Alvear 1690 de la Ciudad de Buenos Aires.

En la entrevista, Lucia Valencia y Manuela Bruno, dos de las trabajadoras/bailarinas del elenco, aseguran que el proyecto, además de dar prestigio a la cultura nacional y trabajo a muchas personas, sirve para acercar el ballet a sectores que no suelen vincularse con este tipo de expresiones artísticas.

Entrevista completa:

en octubre

Nuestros temas