Redacción Canal Abierto | José Luis Cabezas fue asesinado el 25 de enero de 1997 en Pinamar. Su cadáver calcinado fue hallado dentro de su auto, con las manos esposadas a la espalda y dos tiros en la cabeza.

Junto con el periodista Gabriel Michi, realizaba la cobertura de la temporada de verano. En la madrugada del 25 de enero, tras montar una guardia en la casa que el empresario Oscar Andreani poseía en esa ciudad, fue secuestrado por una banda liderada por el oficial de policía de la bonaerense Gustavo Prellezo. Al día siguiente apareció su cadáver.

“Hay mucha impotencia porque la justicia no fue justa”, aseguró Gladys Cabezas en una entrevista con la agencia de noticias Telam, y agregó: “Mi hermano murió mostrando una verdad”.

Por el Caso Cabezas fueron condenados el jefe de seguridad de Yabrán, Gregorio Ríos, y los policías bonaerenses Sergio Cammarata, Aníbal Luna, Gustavo Prellezo y Alberto Gómez. También los integrantes de la denominada banda de Los Horneros, Horacio Braga, José Luis Auge, Sergio González y Héctor Retana. Todos fueron condenados pero están en libertad, salvo Retana y Cammarata, que fallecieron. Yabrán, el principal sospechoso, se suicidó en 1998 minutos antes de ser arrestado.

El crimen motivó una gran movilización de parte de los trabajadores de prensa. Desde entonces el lema “No se olviden de Cabezas”, acompañado por la foto de José Luis, se convirtió en un símbolo de lucha contra la impunidad.

Homenajes

Como todos los años, la familia Cabezas y la Asociación de Reporteros Gráficos de la Argentina (ARGRA) encabezarán los actos de homenaje.

La familia plantará el pino número 21 a las 11 hs. frente al monolito ubicado en la estación de Pinamar.

Por su parte, ARGRA realizrá una concentración desde las 13 hs. en su sede, Venezuela 1433 (CABA), donde se descubrirá una placa en su memoria.

“Vamos a recordarlo siempre, mientras tengamos vida”, afirmó su hermano Gladys.

promoción

Nuestros temas