Redacción Canal Abierto | A 302 kilómetros de Río Gallegos, en Santa Cruz, las localidades de Río Turbio y 28 de noviembre viven horas angustiantes. La principal (de hecho, casi la única) fuente de trabajo por esos lares es Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT), empresa estatal que viene sufriendo el vaciamiento y ajuste por parte del Estado nacional.

A los 300 retiros voluntarios de los últimos dos años se suma ahora el despido de 500 trabajadores, sobre un total de cerca de 2500. “Es un crimen social lo que están haciendo”, asegura en esta entrevista con Canal Abierto el secretario general de ATE Rio Turbio, Miguel Paez.

Los telegramas llegaron a delegados, paritarios, trabajadoras embarazadas, a varios a los que les faltaban 3 o 4 meses para jubilarse, a supervisores, jefes, operarios. A estos se suman 40 despedidos de Luz y Fuerza Patagonia, en la Usina, y otros 900 nucleados en la UOCRA, que se ocupaban de la construcción. Todos quedaron en la calle en una región donde se complica conseguir otro puesto laboral.

“Están firmando la sentencia de muerte de dos pueblos”, sentencia el dirigente, y agrega: “el caos social latente es muy grande”.

En relación a la justificación que el Gobierno utiliza en torno a la viabilidad o no de la mina, Paez indica que “con el 1% de lo que producimos podemos dar energía a cuatro provincias”.

Por su parte, el diputado provincial por la localidad, Dario Mena advierte: “Vienen por todo. Desde que asumieron, han llevado un plan sistemático de ajuste. Es una cuestión política, no económica”. En este sentido, lanza: “Rememorar la década del 90 es muy triste, pero quieren volver a que Santa Cruz sea el patio trasero de la Argentina”.

En la cuenca Carbonífera de Río Turbio y 28 de noviembre continúa la paralización de actividades, con asambleas y concentraciones en la boca de mina.

Los trabajadores esperan tener alguna respuesta gubernamental en las próximas horas, y no la presencia de Gendarmería solicitada días atrás por la gerencia de macrista. Mientras tanto, advierten: “Somos dos pueblitos, muy lejos de la Capital, pero que siempre han luchado”.

Entrevista completa:

Nuestros temas