Redacción Canal Abierto | Con diciembre llegó la noticia: a través de la Resolución 1657/17, la Dirección General de Cultura y Educación (DGCyE) de la provincia de Buenos Aires decidió eliminar los bachilleratos para adultos que funcionan en escuelas secundarias y de enseñanza técnica. En la práctica, eso significa dejar localidades enteras sin una oferta educativa para que los mayores de 18 años completen el secundario.

Inmediatamente, los cinco sindicatos que integran el Frente de Unidad Docente presentaron una impugnación de esta resolución “porque lo que hace es eliminar los bachilleratos de adultos que funcionan en las escuelas de Educación Secundaria y de Educación Técnica”, explica Gustavo Lappano, subsecretario de Educación Técnica de Suteba, en diálogo con Canal Abierto.

Pero con febrero llegaron los rumores de que los bachilleratos habían desaparecido y, con marzo, las cesantías. “Primero indicaron que no haya inscripción a los primeros años de los bachilleratos de adultos porque los van a reubicar en la modalidad de adultos. Pero hoy debieron comenzar las clases y no pasó. A los profesores no les han dicho adónde van a ir a trabajar, qué van a hacer con ellos”, agrega el dirigente.

La disposición de la dependencia a cargo de Gabriel Sánchez Zinny establece que “los alumnos de 18 años o más, que requieran iniciar o finalizar sus estudios, primarios y/o secundarios, deberán concretarlos bajo las diferentes ofertas educativas dependientes de la Dirección de Educación de Adultos, en sus distintos formatos y ámbitos de desarrollo”. Los que están bajo esa órbita son únicamente los llamados CENS (Centros Educativos de Nivel Secundario), pero no los bachilleratos que funcionan en horario nocturno en escuelas medias y técnicas que hoy no comenzaron las clases.  

Sólo en Quilmes esta resolución significa el cierre de 18 bachilleratos, que tienen 450 estudiantes y 200 profesores. En La Plata, hay más de mil alumnos que esperan para comenzar a cursar en las más de 20 escuelas de la ciudad que contaban con esa oferta educativa. La situación se repite en todas las localidades de la provincia, donde hoy hubo manifestaciones en contra del cierre de cursos.

Los funcionarios de la gobernadora María Eugenia Vidal toman esas decisiones sentados en un sillón en la DGCyE y desconocen la realidad y la diversidad que existe en la provincia de Buenos Aires. Por ejemplo, en el distrito de Coronel Dorrego, la única oferta que hay en la ciudad cabecera del partido es un bachillerato de adultos con orientación tecnológica que está en una escuela técnica. La otra oferta para adultos está ubicada en Oriente, que está aproximadamente a 80 kilómetros. Esos adultos que viven en Coronel Dorrego no van a poder seguir estudiando”, detalla Lappano.

La medida se da en el marco de la reciente iniciativa de la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, para incluir la educación secundaria como requisito obligatorio para quienes cobren planes sociales. Pero la oferta de CENS en territorio bonaerense es escasa y la gestión Vidal, lejos de anunciar la creación de nuevos centros o la ampliación de los existentes para contener la demanda, reduce la cantidad de lugares donde poder completar los estudios.

“Desde el gobierno nos respondieron que lo van a analizar y que lo único que hay es un error de comunicación. Dicen que no indicaron que no inscriban para primer año ni hubo indicaciones de ceses, pero nosotros tenemos cientos de compañeros que han sido cesados. Se trata de una política de Estado en línea con el ajuste”, afirma el dirigente.

Mientras tanto, hoy y mañana, desde los gremios se realizarán abrazos a las instituciones y se harán presentaciones en las jefaturas distritales de toda la provincia para que se suspenda inmediatamente la aplicación de la medida “y se llame a una reunión a los sindicatos, a los directores, a las comunidades educativas”, explica Lappano. “Se puede avanzar en esta transformación de manera conjunta. Creemos que de esta manera en que está haciendo, unilateralmente, no es viable. Al no tener una escuela cerca de su domicilio un montón de estudiantes se van a quedar afuera del sistema educativo”, resume.

en octubre

Nuestros temas