Redacción Canal Abierto | En los últimos días se conoció que el genocida Aníbal Alberto Guevara Molina, condenado dos veces a prisión perpetua en Mendoza (2010 y 2017), fue beneficiado con el arresto domiciliario. La Sala III de Casación Penal resolvió dar el beneficio con los votos de los jueces Carlos Alberto Mahiques y Eduardo Rafael Riggi con la oposición de Juan Carlos Gemignani.

En 2016, el hijo de Guevara, destacado militante por la impunidad, se reunió con el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, para pedir beneficios. En diciembre de ese año, Guevara fue favorecido con un irregular traslado desde el penal de Marcos Paz hacia Campo de Mayo, una suerte de centro VIP para los condenados por delitos contra la humanidad. Ahora se volverá a una casa en la localidad de Maipú, en su provincia.

HIJOS

Natalia Galamba, de H.I.J.O.S. San Rafael, aseguró en declaraciones a la radio La Imposible, que los organismos locales harán “diferentes presentaciones, esto excede a los fiscales de la provincia, así que la acción va a ir dirigida al fiscal Plee, pero vamos a apelar porque creemos que se trata de una falta de respeto a la sociedad”. Además, la militante recordó que el hijo del represor “se paseó por muchos canales, estuvo en el programa de Lanata, hay una movida mediática. Se habló mucho sobre su condena y muy poco sobre los delitos por los que fue condenado y como resultado tenemos una domiciliaria”.

Javier Fagetti es hijo de Héctor Aldo Fagetti, trabajador estatal de la Dirección de Rentas de la Provincia de Mendoza, delegación Capital, desaparecido durante la dictadura. Es uno de los casos por los que fue condenado el genocida Aníbal Guevara, sobre quien Javier ahora le cuenta a Canal Abierto que “no es uno más, es peligroso porque fue el responsable del Ejército durante el terrorismo de Estado, y tiene mucha vigencia en la actualidad, entonces que él tenga la domiciliaria es peligroso, no es un viejito más que se queda en su casa de retiro, es un cuadro del Ejército que en Mendoza operó toda la vida, incluso en democracia, hasta hace poco”.

Como respuesta, el referente de H.I.J.O.S. Mendoza asegura: “vamos a hacer un escrache, estamos averiguando el domicilio, porque nos costó muchísimo llegar a la condena de Guevara, y creemos que es un insulto a la sociedad que este tipo quede en la calle, las querellas vamos a hacer una presentación pero fundamentalmente vamos por la condena social, el escrache, exponerlos con los vecinos, que sepan que hay un asesino al lado de su casa”.

Finalmente, Fagetti explica que el proceso de memoria, verdad y justicia en Mendoza “ha tenido puntos altos juzgando a los jueces partícipes y cómplices, los retrocesos que tenemos son más sociales que judiciales, es muy difícil ir a un colegio a dar charlas, la Dirección General de Escuelas no te deja, ese retroceso se está sintiendo muchísimo, y además esta la posibilidad de iniciar otro juicio pero va a ser muy difícil por los costos que implica”.

El hijo

Uno de los hijos del genocida Guevara, también llamado Aníbal, es un referente nacional de la defensa y reivindicación de los crímenes del terrorismo de Estado.

Mediante una activa exposición mediática, Aníbal hijo forjó el colectivo “Hijos y Nietos de Presos Políticos”, que se autoproclama como “un grupo de jóvenes argentinos que compartimos el dolor de ver a nuestros padres y/o abuelos presos que están siendo condenados por sucesos acontecidos hace casi 40 años en el contexto de la Guerra Revolucionaria de los años 70” (sic).

De hecho, fue este Guevara el que en 2011 insultó al presidente de la Corte Suprema de la Nación, Ricardo Lorenzetti, cuando presentaba su libro Derechos humanos: justicia y reparación en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, gritándole: “No se respetan los derechos humanos, mentiroso hijo de puta”.

El juez

La llegada de Mahiques a Casación, una instancia clave en la estructura de la Justicia Federal, fue cuestionada por sus vínculos con el gobierno nacional. Es que se trata del ex ministro de Justicia de la gobernadora María Eugenia Vidal y ex juez de la Cámara de Casación porteña, que fue designado en mayo de 2016 a través de un decreto del presidente Macri.

Su promoción fue rechazada por la misma Justicia, que la consideró como una transgresión a los mecanismos formales.

Domiciliarias

En Argentina, ya son casi 600 los genocidas con el beneficio del arresto domiciliario.

Luis Abelardo Patti tiene dos condenas a perpetua por torturas y asesinatos durante la última dictadura. Desde el año pasado vive en el country Septiembre de Escobar. Según un relevamiento de la Red Provincial de Derechos Humanos hay al menos 50 genocidas en territorio bonaerense que gozan del beneficio de la prisión domiciliaria. El organismo diseñó un mapa para localizarlos:

La semana pasada, el genocida Julio Méndez burló la prisión domiciliaria por segunda vez. Fue descubierto mientras abordaba un micro de larga distancia desde Tandil a la Capital Federal. Lo escracharon en un hecho idéntico al de principios de marzo.

 

en octubre

Nuestros temas