Redacción Canal Abierto | Después de tener que mover la conferencia de prensa del Palacio de Hacienda hacia Casa Rosada por la manifestación de trabajadores estatales contra los ajustes en el sueldo de los empleados públicos y contra los despidos, Nicolás Dujovne y Andrés Ibarra anunciaron un plan de recortes para la Administración Pública Nacional.

Esto representa un ahorro de $20.400 millones, más $6.000 millones menos del tesoro nacional destinado a empresas estatales.

Dentro de las medidas más trascendentes, el plan de ajuste incluye la anulación de los convenios de asistencia técnica a las universidades nacionales, la suspensión del blanqueo de trabajadores públicos y el recorte de gastos en las empresas estatales.

“Hay que entender esto como un proceso de reforma permanente para darle al Estado un funcionamiento adecuado. El control debe ser exhaustivo y equiparar la Administración Pública con el sector privado”, dijo Dujovne.

Por otra parte, y para “ser enormemente austeros y dar el ejemplo”, anunciaron que se reducirán los gastos de viajes en auto y avión para funcionarios. A partir del rango de secretarios tendrán chofer y sólo los ministros y el Presidente viajarán en primera clase.

Además, se congelarán los salarios de funcionarios políticos con el fin de “liberar recursos y bajar el déficit”.

Con respecto a la reducción del 15% en los fondos destinados a las empresas públicas, Dujovne sostuvo que el conjunto de empresas públicas (Aerolíneas, Correo, YCRT, Télam, Tandanor, etc.) tuvo un déficit de $30.000 millones en 2016, que pasó a $18.000 millones el año pasado. Para 2018, estiman que reducirán el rojo a $12.000 millones y a $6.000 millones en 2019.

Sin embargo, al ser preguntados por la prensa si esta reducción implica despidos, el ministro de Modernización desvió la cuestión y fundamentó los recortes como una forma de “cuidar el dinero de los argentinos”. También negó que las medidas estén relacionadas al acuerdo con el FMI.

Anunció también que aumentarán los mecanismos de movilidad interna, y que “en la medida en que todo tenga racionalidad, no hay de qué preocuparse”.

 

Las medidas

  • No habrá ingresos de empleados al Estado durante 24 meses bajo cualquier tipo de modalidad.
  • Los convenios por Asistencias Técnica con Universidades quedarán sin efecto a partir del 31 diciembre y ya no podrá utilizarse esta modalidad.
  • Se analizará todo tipo de bonificación/premio vigente para establecer su pertinencia, alcance e impacto presupuestario.
  • Los ministerios rendirán el gasto de servicios extraordinarios de 2018 y deberán reducirlos en un 30% para el resto del ejercicio. Estos servicios son horas extra, comidas y viáticos.
  • Se prohíbe la contratación de viajes en clase ejecutiva a toda persona con rango inferior a ministro o equivalente. Se debe prever la disminución del 30% de este tipo de gastos.
  • Se relevarán los vehículos de uso oficial de funcionarios y flotas operativas. Además, quedan suspendidos los procesos de adquisición hasta que termine la finalización del relevamiento.
  • Los vehículos oficiales podrán únicamente estar a disposición del traslado de funcionarios con rango superior a secretario.
  • Se revisarán las estructuras de entes descentralizados y desconcentrados. Las modificaciones de las nuevas estructuras implicarán un ahorro presupuestario mayor al 25% en el conjunto de organismos.
  • Las empresas públicas informarán su planificación en gasto de personal para el año 2019 en un plazo de 90 días.
  • Se reducirá en un 15% los fondos destinados a las empresas públicas con el objetivo de alcanzar un equilibrio operativo para 2019.
  • Ahorro total estimado: 20.400 millones de pesos.

en octubre

Nuestros temas