Redacción Canal Abierto | Como es de público conocimiento, el oficialismo intentará sancionar los proyectos de reforma laboral mientras se juega el Mundial de fútbol, y a su vez generar una agenda que no involucre  discursos sobre el ajuste, el acuerdo con el FMI, y la crisis económica.

Hoy, la Cámara Alta del Senado iniciará con el punto que produce menos rispideces con la oposición. Se trata de la creación de la Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías de Salud (Agnet), y contará con la presencia del ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, para explicar el campo de acción de esta agencia.

Este ente deberá evaluar los medicamentos, productos médicos e instrumentos, técnicas y procedimientos clínicos y quirúrgicos destinados a prevenir, tratar o rehabilitar la salud, a fin de determinar la oportunidad y modo de incorporación al conjunto de prestaciones cubiertas por el sector público y el Programa Médico Obligatorio (PMO).

Además, según el oficialismo, la Agnet buscará bajar el nivel de litigiosidad en contra de las obras sociales sindicales.

Mientras tanto, las dos iniciativas restantes serán discutidas un tiempo más largo en las reuniones de asesores de las dos bancadas, con Miguel Pichetto por parte del bloque justicialista, y  Luis Naidenoff por el oficialismo.

Desde el bloque justicialista señalaron que hay fuertes posibilidades de dictaminar el martes la propuesta sobre Agnet, pero que el proyecto de blanqueo no saldrá si no se eliminan las modificaciones que pretenden introducirse respecto a los cómputos de las indemnizaciones.

Las razones por las que no se avanzaría con esta negociación es que la regularización de trabajadores en negro prevé beneficios para los empleadores que blanqueen a sus trabajadores, al mismo tiempo que modifica el cómputo de las indemnizaciones por despidos sin causa, excluyendo por ejemplo el aguinaldo de la suma.

Por otra parte, el proyecto que también queda pendiente es el de la capacitación laboral, pensada como pasantías destinadas a estudiantes mayores de 18 años. Las experiencias serían consideradas como prácticas formativas y no como vínculo laboral.

Sobre este punto tampoco hay unificación de posturas entre los bloques.

Desde el Gobierno se prepara una sesión especial para tratar la reforma laboral el 28 de junio. Una vez finalizado el Mundial, se planea debatir los puntos sobre el financiamiento de los partidos políticos y las leyes de reforma de la justicia.

Estas iniciativas son las que intentó sacar Mauricio Macri en el Congreso en el comienzo de su mandato, y no pudo. Por lo tanto se espera que los dirigentes del PRO retomen las negociaciones con el justicialismo, el massismo y los partidos provinciales, si quieren tener una chance de avance de estos proyectos.

promoción

Nuestros temas