Redacción Canal Abierto | Tras el polémico congreso del sábado pasado, las autoridades electas presentarán hoy en el Consejo Superior de la UBA un proyecto para oficializar el reconocimiento de la institución a la nueva conducción. En respuesta, varias agrupaciones estudiantes de izquierda convocaron a una nueva movilización para reclamar el no reconocimiento de lo que denuncian como un “fraude escandaloso”.

Para quienes son ajenos al universo político de la UBA, cabe trazar aquí un paralelismo entre esta elección y el vergonzoso sufragio en la Asociación del Futbol Argentino (AFA) que terminó en un sospechoso empate en 38 votos, sobrepasando el total de electores de 75.

En el congreso realizado el sábado en la Facultad de Odontología resultó electa por 66 votos a favor y una abstención la lista “Nueva FUBA en defensa de la Educación Pública”, vinculada al Gobierno de Cambiemos, con Francisco Strambini del MLI (independientes, Ingeniería) como presidente, Ayelen Petracca de la UES (peronismo, Ciencias Sociales) como vicepresidenta y Catalina Cancela Echegaray de Nuevo Derecho (socialismo, Derecho) como secretaria general. La convocatoria a elecciones fue motorizada por Nuevo Espacio (ex Franja Morada) junto a las agrupaciones citadas y otras independientes.

Sin embargo, en la sede de la FUBA de Uriburu 920 -a tan sólo una calle de distancia-, otros 65 delegados de las agrupaciones que venían ejerciendo la conducción (La Mella y el Partido Obrero) y organizaciones de izquierda e independientes acreditaron ante un escribano su no asistencia al congreso.

El eje de la cuestión es que el estatuto indica que para sesionar deben estar presentes al menos 66 de los 130 delegados de los centros de estudiantes.

La denuncia indica que las agrupaciones cercanas al Gobierno de Mauricio Macri tomaron como válidos a dos delegados que no lo eran, reemplazando a los representantes de Filosofía y Letras y de Ciencias Económicas, Federico Amoretti y María Luz Assman, quienes no se habían acreditado en el Congreso por considerarlo inválido.

En este sentido, el referente del Partido Obrero que venía ejerciendo la copresidencia de la FUBA, Julián Asiner, aseguró que no acatarán lo resuelto en el congreso del sábado, por no cumplir con los requisitos estatutarios, y que resistirán cualquier intento de desalojo de los espacios institucionales de la FUBA.

Marcha y represión

Organizaciones estudiantiles marcharon ayer al Rectorado de la Universidad de Buenos Aires, en Viamonte al 400, para impedir la sesión del Consejo Superior que pretendía convalidar la polémica elección. Allí se encontraron con un ingreso vallado y un fuerte operativo policial.

La manifestación terminó en escándalo cuando un grupo de jóvenes intentó ingresar al edificio.


Por la noche circularon por redes sociales videos en los que se puede observar cómo los efectivos de la Policía de la Ciudad golpean y persiguen a estudiantes. Según dejaron trascender los militantes universitarios, hubo un detenido.

promoción

Nuestros temas