Por Violeta Moraga / Especial desde Bariloche | La ola de despidos que comenzó el martes en la Agencia de Noticias Télam, con más de 350 familias en la calle, se multiplica en las provincias.

En el caso de Río Negro, esta mañana tres trabajadores de la corresponsalía en Viedma recibieron el depósito correspondiente a la indemnización, aunque aún no habían llegado los telegramas. Con esto, la agencia de la capital provincial -que cuenta con 43 años de trayectoria-, se queda sin personal, por lo que se espera su inminente cierre. 

En el caso de Bariloche despidieron al único redactor de la agencia en esta localidad y sólo confirmaron a la fotógrafa.

La reestructuración nacional anunciada por el titular del Sistema Federal de Medios Públicos, Hernán Lombardi, arrasa así con la agencia estatal de noticias como lo viene haciendo sobre los demás medios públicos a través de un salvaje plan de ajuste y vaciamiento, que comenzó a aplicar también sobre Radio Nacional y la Televisión Pública.

Para el periodista Daniel Lorenzo, despedido hoy con 18 años de antigüedad en la agencia estatal con sede en Bariloche, lo que están haciendo “es incomprensible”. “No sé cómo van a seguir, cómo se van a manejar. Éramos dos redactores y quedó una sola que está en El Bolsón”, reflexiona.

“Esta misma gestión, antes de los despidos, metió un montón de gente y con sueldos muy altos. Es todo un contrasentido. Hablan de saneamiento económico, gente que entró en la gestión anterior, pero tenemos trabajadores despedidos con 30 años de trayectoria -indica-. Hay personas que recibieron un mail de bienvenida a la nueva Télam, ¿cuál es la nueva Télam? Es muy difícil interpretar el criterio que usaron. Simplemente mandaron un escopetazo, una medida brutal”.

Daniel Lorenzo, periodista despedido de Télam Bariloche.

Mientras tanto, los corresponsables en todas las provincias vivieron días de angustia e incertidumbre tras el martes negro desatado en Buenos Aires, ya que no recibían ni el mail de conformación ni el telegrama de despido. Lorenzo, como muchos otros, tuvo que adivinar la noticia él mismo, cuando vio un depósito extra en su cuenta que figuraba como pago de haberes de Télam. “Es totalmente ilegal, no pueden pagarte una indemnización sin avisarte que te están despidiendo. Cuando te despiden, tenés que firmar aceptando lo que te dan. Esto no existe ni mínimamente. Así como recibieron la plata del Fondo, te la depositan. Acá hay compañeros en situación muy complicada -afirma-. Por ejemplo, hay uno de Fotografía que fue despedido y su esposa, que trabajaba en Administración, también. Es una familia que se queda sin sustento. Una cosa brutal. Sin consideración, sin humanidad. De 2015 para acá incorporaron gente con sueldos muy altos, verdaderos ñoquis sin trabajo pero con funciones asignadas”.

En este marco, destaca la actitud de los trabajadores para frenar esos graves hechos. “Hay una unidad total frente a esta medida para que la empresa retrotraiga los despidos”, rescata el periodista.

Esta tarde, el Sindicato de Trabajadores de Prensa (Sitrapren) de Bariloche y la comunidad toda organizaron un abrazo simbólico a la sede local y repudió enérgicamente el plan llevado adelante por el gobierno nacional sobre éste y los demás medios públicos. Como señalaron desde el Sitrapren, esta política no puede responder a ningún “ordenamiento”, como pretenden argumentar los ajustadores, sino a los dictados del capital concentrado y el FMI. “Nos solidarizamos con los trabajadores cesanteados en Télam y en las empresas periodísticas de todo el país y exigimos su inmediata reincorporación”, reza el comunicado.

en octubre

Nuestros temas