Redacción Canal Abierto | En una multitudinaria conferencia de prensa desbordada de medios nacionales y extranjeros, colmada de solidaridades de trabajadores de distintos sectores públicos, privados e independientes, la lucha por la reincorporación de los 357 despedidos y despedidas de la agencia nacional de noticias puso primera. Allí anunciaron una serie de iniciativas que tienden a democratizar la dirección de Télam y retrotraer los telegramas y las indemnizaciones que fueron llegando en los últimos días, y a garantizar de esa manera la continuidad de la generación de contenidos federales, de calidad, plurales y diversos.

La determinación del la cúpula de la agencia, a las ordenes del titular del Sistema de Medios Públicos, Hernán Lombardi, reconocido vaciador de distintas áreas de TV Pública y Radio Nacional, atenta -según denunciaron hoy los delegados a cargo de las respuestas-, contra la libertad de opinión, de expresión, de pensamiento: “Así nos dicen quienes nos despiden, nos dicen que nos despiden por pensar diferente, reconocen que lo hacen por razones ideológicas, por eso el conflicto alcanza a todos los trabajadores de prensa, mas allá de los trabajadores de Télam afectados”, explicó Mariano Suarez.

Según anunciaron, se presentarán tres proyectos de ley:

  • Uno para convertir a Télam en una empresa periodística publicitaria con control parlamentario: Se buscará sacar a la agencia de la esfera del Poder Ejecutivo, ponerla bajo el control de una comisión permanente del Congreso con representación proporcional de los bloques legislativos, para que los funcionarios sean designados por concurso público, con participación de los sindicatos y las universidades.
  • Otro proyecto que obligue a los funcionarios del Directorio a presentar cada año el plan comunicacional, que deberá ser aprobado por el Congreso.
  • Una tercera iniciativa parlamentaria para recuperar y consolidar el rol de Télam como agencia de control de la millonaria pauta publicitaria oficial, que le fue quitada a los trabajadores del área correspondiente, que quedaron si tareas en los últimos meses, y que ahora ejerce la Jefatura de Gabinete de Marcos Peña.

Además en el encuentro, al que asistieron medios de Alemania, Cuba, España, Italia, entre otros, y de todo nuestro país – estatales, comerciales y alternativos-, se confirmó que mañana en el Congreso se realizará una audiencia conjunta de las comisiones de Legislación del Trabajo, de Libertad de Expresión, y de Comunicaciones, a la que supuestamente asistirá el titular de los medios públicos, Hernán Lombardi.

Estuvieron presentes además, diputados y senadores nacionales de distintos bloques, referentes políticos y sociales, junto a Nora Cortiñas de Madres de Plaza de Mayo y a Sergio Maldonado, hermano de Santiago.

Por último, la conferencia sirvió para convocar a una gran marcha de trabajadores y trabajadoras de prensa con representantes de todos los medios desde, que se realizará el jueves de esta semana, desde el Obelisco hasta el Centro Cultural Néstor Kirchner, comenzando a las 13 horas.

Suarez calificó al plan de ajuste como un “gigantesco proceso de disciplinamiento ejemplificador, nuestra patronal nos da este mensaje: obediencia o desempleo”.

Además ratificó que se trata de un ataque al sentido federal de la agencia, ya que fueron arrasadas las corresponsalías en el interior del país, atentando contra la mirada porteño-céntrica y el espíritu de Telam.

“Estamos peleando por la libertad de expresión, por la libertad de pensamiento, por la pluralidad, por el federalismo, son temas demasiado importantes para dejarlos en manos de dos personajes tan pequeños como Hernán Santiago Lombardi, como Rodolfo Ernesto Pousa, dos mediocres, dos inútiles, que no pueden estar a cargo del diseño de las políticas públicas de comunicación de la Argentina”, concluyó Mariano Suárez.

Lanzamiento

Nuestros temas