Redacción Canal Abierto | En una conferencia de prensa compartida este mediodía, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, y el secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, celebraron “la cercanía entre nuestros pueblos” y apostaron por “una relación inteligente de mutuo beneficio”. Pero, ¿quién es Mattis y qué significa su visita?

El jefe del Pentágono designado por Donald Trump fue el primero en desembarcar en Afganistán luego de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington. Por entonces ostentaba el rango de general de brigada y comandó la Primera Brigada Expedicionaria de Marines durante la “Operación Libertad Duradera”. Más tarde comandó el ataque inicial a Irak, allá por 2003, y es recordada la frase que pronunció a su llegada, citada en el libro Fiasco del periodista Thomas Ricks: “Vengo en paz. No traje artillería. Pero con lágrimas en los ojos, les digo esto: si me fastidian, los mataré a todos”.

La primera decisión del Senado después de la asunción de Trump fue confirmar a Mattis en su cargo al mando de la Defensa del país. “Vamos a nombrar a ‘Perro Rabioso’ Mattis como nuestro secretario de Defensa”, anunció el flamante presidente a la multitud en Cincinnati, Ohio, a comienzos de diciembre de 2016. El apodo se lo debe a su fama de hombre duro, que supo construir con acciones y discursos.

En su gira por América del Sur, el jefe del Pentágono ya pasó por Brasil, donde apoyó a Michel Temer y se aprovechó para pegarle a Nicolás Maduro. Su objetivo geopolítico es fortalecer las relaciones de los gobiernos locales con Estados Unidos y desalentar las que existen o pudieran existir con China, el gran competidor internacional, luego de una década donde la potencia norteamericana perdió terreno en lo que siempre vio como su “patio trasero”.

Pero, además, la visita contiene entre sus principales objetivos la militarización del territorio. Según detallaron desde el propio Ministerio de Defensa, “el encuentro se enmarca en la primera visita oficial que el funcionario estadounidense lleva adelante por Sudamérica con el objetivo de reforzar las relaciones entre las Fuerzas Armadas de su país y los de la región”. El anuncio fue ratificado por el propio Aguad en la conferencia de prensa donde aseguró que ambos países “tenemos mucho para construir”.

Mattis que fue descripto por Trump como “lo más parecido que tenemos al general George Patton”, será el encargado de afianzar esta cooperación militar y sostuvo ni bien llegado al país que “las relaciones de Estados Unidos con América del Sur son fundamentales para conseguir que el hemisferio occidental sea un lugar de colaboración, próspero y seguro”. En línea con esas declaraciones, recientemente el país del norte ha establecido bases militares en territorio argentino, como la que se afincó en Neuquén.

Este viernes, Mauricio Macri lo agasajará con la primera intervención de militares en seguridad interior luego de firmado el decreto que lo posibilitó y que generó un abrumador rechazo popular. El bautismo será en Jujuy, provincia que la Alianza Cambiemos gusta de utilizar como laboratorio para sus políticas de Estado, hacia donde partirán tres mil militares para controlar la frontera norte.

en octubre

Nuestros temas