Redacción Canal Abierto | Esta mañana, transportistas de personas con discapacidad realizaron un paro de actividades. La medida es por la irregularidad de pagos que afrontan desde hace ocho meses y las deudas de los diversos organismos de este sector.

El reclamo alcanzó a ocho provincias, entre ellas Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos, Rosario, Salta, Tucumán, Mendoza y Bariloche.

“Hoy el programa Incluir Salud -antiguo Programa Federal de Salud- está con deudas muy grandes. Algunas llevan más de un año, lo que ha puesto a las instituciones en una situación muy complicada. Han tenido que salir a buscar recursos para poder pagar, tienen deudas en la AFIP, hay otras con dificultades para pagar a sus empleados. Hay transportistas que ya no están llevando gente porque no tienen dinero ni para comprar la nafta”, explicó Pablo Molero, coordinador del Foro Permanente para la Promoción y Defensa de los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Si bien hubo reuniones con la Superintendencia de Salud y con la propia vice presidenta, Gabriela Michetti, no se llegó a un acuerdo, y las promesas de pago siguen sin efectuarse. Según informaron desde el Foro, aseguraron el desembolso de parte del dinero dentro de tres semanas.

“Nos alegramos por ese dinero pero lo necesitamos la semana que viene. Si hay decisión política por parte del Presidente de la Nación -como ellos dicen- para cubrir estas prestaciones que han sido dadas, la semana que viene tiene que salir un dinero importante. No se puede esperar tres semanas más para ver qué hacer”, manifestó Molero.

 

 

Durante la manifestación, le hicieron llegar una carta a Michetti, donde le explican la grave situación que afrontan los prestadores de servicios y los familiares de personas con discapacidad, que “es la población con mayores necesidades cubierta por esta institución”.

“Que alguien nos diga hoy que el país está mal, no es una respuesta válida. Esto viene desde el año pasado. En marzo tuvimos una reunión con la vice presidenta y nos dijo claramente que el dinero estaba, y que no iba a haber ningún tipo de problema para pagar estas cosas. Hoy parece ser que ante esta crisis no se puede pedir nada, pero el tema no viene de ahora, y por eso no aceptamos esas respuestas. Hoy te dicen que el país está así, y ¿antes qué?”, agregó Molero.

Los transportistas y prestadores de servicios no son los únicos afectados por el ajuste en materia de discapacidad. Quienes perciben pensiones de este tipo sufrieron un recorte del 13% en diciembre de 2017 con la aprobación de la reforma previsional y ya se habla una revisión y posible baja que alcanzaría al 10% de los beneficiarios.

“No creemos que este sea el lugar para hacer recortes. Entendemos que muchos deben decir lo mismo, pero hubo aumentos para otras áreas, como en las prepagas, y que claramente golpean más en la inflación que nuestro sector”, finalizó el coordinador del Foro.

en octubre

Nuestros temas