Redacción Canal Abierto | “En la Universidad logramos establecer una gran frase que sintetiza lo que estamos defendiendo que es: ‘La universidad pública es un derecho, no un privilegio’. Así que nosotros estamos protegiendo nuestro trabajo como un derecho de todo el pueblo argentino”. Así explica Jimena Romero, trabajadora de la Universidad de Quilmes (Unqui) y delegada de ATE, la motivación que impulsará a toda la comunidad vinculada a la educación superior esta tarde a las calles.

En una movilización que se anticipa multitudinaria, docentes, estudiantes, graduados y trabajadores de las universidades que hacen posible su funcionamiento marcharán a Plaza de Mayo y en simultáneo en las principales ciudades del país para reclamar contra el desfinanciamiento, la subejecución presupuestaria, la caída de los convenios de investigación y las paritarias a la baja. En este último colectivo se inscribe Romero, trabajadora de la Biblioteca de la Unqui, quien detalla la situación particular que atraviesa ese sector, mayormente invisibilizado en el conflicto.

“Nuestra paritaria se cerró compulsivamente en abril en cuatro cuotas al 15%. Hace pocos días, en el medio del conflicto, cuando nosotros estábamos abrazando la universidad contra los recortes, nos enteramos de que la FATUM (Federación Argentina del Trabajador de las Universidades Nacionales) ratificó ese 15% -relata-. Cuando sabemos que de ese 15% ya perdimos (por inflación) la mitad de nuestro salario, que ya es una paritaria a la baja, y fue ratificada el 16 de agosto. Es un escándalo”.

La manifestación se dará en el contexto de un segundo cuatrimestre que no comenzó, tomas y vigilias en la mayoría de las facultades púbicas del país. 

Para Romero, la marcha que reunirá a todas y todos los damnificados de la política de ajuste de Cambiemos que ahora tiene como blanco a las universidades, cuenta con una historia de organización que la impulsa: “Hay cosas en las que estamos muy de acuerdo, y que es que los derechos el pueblo los defiende con el cuerpo y en la calle”. 

Y agrega: “Estamos protagonizando, junto con estudiantes, graduados, graduadas y docentes, una lucha en defensa de la universidad pública, del derecho de muchos de nosotros a poder estudiar en los que creemos que son los mejores lugares para formarse en la Argentina, reconocidos internacionalmente, que están siendo amenazados”.

Entrevista completa:

Lanzamiento

Nuestros temas