Redacción Canal Abierto | Este 4 de septiembre, fecha en que se celebra el Día del Inmigrante en nuestro país, se realizará el segundo Paro Migrante en la Argentina. Lo convocan las organizaciones de colectividades migrantes, de derechos humanos y sociales que integran la Campaña Nacional “Migrar no es delito”.

Los organizadores denuncian las políticas antimigratorias y xenófobas que impulsa el gobierno de Mauricio Macri y a los diputados y senadores, del oficialismo y oposición que a través de iniciativas legislativas nacionales y provinciales buscan continuar criminalizando la migración y restringir derechos básicos en salud, educación y que conducen a la precarización laboral de las y los migrantes. Esta embestida se cristaliza en el Decreto de Necesidad y Urgencia 70/217 del Ejecutivo Nacional que modifica la ley Nacional de Migraciones, Ley 25.871 que tiene más de 10 años de vigencia y que fue sancionada por unanimidad en ambas cámaras del Congreso de la Nación.

 

El DNU 70/2017

En términos generales, el decreto 70/2017:

  • introduce impedimentos concretos para el ingreso y permanencia de migrantes en el país,
  • acelera los trámites de expulsión reduciendo las garantías procesales de las personas, vulnerando el derecho de defensa;
  • elimina la unidad familiar como condición para evitar la expulsión;
  • restringe el acceso a la nacionalidad argentina.

El decreto está dirigido a evitar el ingreso de migrantes y facilitar los mecanismos de expulsión de aquellos que cuenten con antecedentes penales ampliando la posibilidad de hacerlo sin tener en cuenta la realidad de los migrantes, sus lazos con el país, el arraigo en Argentina, los contextos familiares y la posibilidad de desmembrar una familia.

Según Amnesty International: “La modificación propuesta por el gobierno se inscribe en el marco de un discurso “securitista” que reduce el fenómeno de la migración a un debate sobre seguridad nacional, que asocia el migrante al delincuente. Hay una intención del gobierno de establecer la idea de que la inmigración o el ingreso de extranjeros al país pone en riesgo la seguridad nacional.”

El rechazo a este decreto es uno de los mayores aglutinantes para la convocatoria a este Paro Migrante. En la Justicia tras un amparo presentado por algunas organizaciones de la Campaña ya fue declarado inconstitucional pero el gobierno presentó un recurso extraordinario federal y hay que esperar la decisión de la Corte Suprema, lo que en los hechos implica que el decreto está vigente.

Pero este DNU no fue la única acción contra la comunidad migrante:

  • A mediados de 2016 se discontinuó un programa de asesoramiento y regularización migratoria, vigente desde 2013, a través del cual se facilitaba los trámites migratorios a personas con residencia alejada de los centros urbanos. Mediante la llegada al territorio se permitía a los migrantes regularizar su situación, que es el espíritu de la Ley de Migración.
  • En septiembre de 2016, la Dirección Nacional de Migraciones y el Ministerio de Seguridad de la Nación anunciaron un centro de detención para migrantes que incumple las leyes migratorias vigentes y fue denunciado por Amnistía Internacional y generó un alerta del Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial (CERD) de la ONU.

El paro migrante

El pasado 24 de agosto en el Congreso Nacional, se realizó una audiencia pública a instancias de la diputada nacional Romina del Pla, en la que se presentaron diversas voces de la Campaña, académicos y trabajadores y trabajadoras migrantes denunciando las políticas xenófobas del gobierno.

Delia Colque de la Cooperativa textil Juana Vilca señaló:

“Las mujeres migramos huyendo de la violencia y nos topamos con una persecución. Creemos que es importante llamar al paro, por reconocernos como clase trabajadora como lo es el resto de la sociedad Argentina. No estamos mendigando absolutamente nada, solamente pedimos que se nos respeten nuestros derechos”.

La Campaña señala: “el 4 de septiembre, no sólo celebramos sino que también paramos y nos movilizamos para demostrar a la sociedad todo el aporte económico, cultural y político de los y las migrantes al desarrollo de la Argentina”.

La convocatoria es a las 10.30 horas frente al Palacio de Tribunales (Talcahuano 550) donde concentrarán y realizarán una Radio Abierta. Alrededor de las 13 horas marcharán hacia el Congreso de la Nación donde se leerá el documento del 2º Paro Migrante y habrá un festival musical con agrupaciones folclóricas de Bolivia, Paraguay y Perú. El grupo colombiano Caracolí, Malena D’Alessio y La Delio Valdez cerrarán el evento.

Más información:

  • Decreto 70/2017
  • CAREF (Comisión Argentina para los Refugiados y Migrantes)
  • IARPIDI (instituto Argentino para la Igualdad, Diversidad e Integración)

en octubre

Nuestros temas