Redacción Canal Abierto | Según el informe de la Confederación Argentina de Medianas Empresas, la producción industrial de las pymes cayó un 7,4% en la medición interanual de septiembre. Es el quinto mes consecutivo en baja, y el 60 % de las empresas del sector finalizó el mes con bajas anuales. Frente a la medición de agosto, la caída es de un 6,3%, y se acumula un retroceso de 1,5% en los nueve meses que lleva el año, respecto al mismo período 2017.

Los datos surgen de la encuesta a 300 industrias pymes del país, en la cual el Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP) registró un valor de 75,6 puntos en septiembre.

Según el informe, los 11 sectores relevados cayeron en la comparación anual. Las bajas más acentuadas se dieron en Productos de metal, maquinaria y equipo (-10,8 %), Material de Transporte (-10 %), Productos de Madera y Muebles (-9,9 %), Fabricación de productos eléctrico-mecánicos, informática y manufacturas (-9,7 %), Minerales no metálicos (-9,6 %), Calzado y marroquinería (-9,4 %), Productos químicos (-8,3 %) y Productos de caucho y plástico (-6 %).

El 58,9% de las industrias consultadas finalizaron con caídas en la producción anual en septiembre. Mientras, sólo el 30,9% tuvo aumentos. Las proporciones son similares a las de agosto, y se sostiene así una industria manufacturera en niveles recesivos.

Fuente: Confederación Argentina de la Mediana Empresa

En este plano, las empresas que más descendieron fueron Material de Transporte, Calzado y Marroquinería y Minerales no Metálicos, donde 7 de cada 10 industrias informaron derrumbes anuales en la producción.

De acuerdo a la CAME, las empresas en septiembre manifestaron muchas limitaciones para pasar presupuestos frente a la inestabilidad de precios, aunque el porcentaje de industrias con rentabilidad creció 32,1 % frente al 28,9 % registrado en agosto.

Otro problema que afecta a la mayor parte de las industrias, son las altas tasas para cambiar cheques. Según los resultados de la encuesta pyme, el 30% de las empresas se respalda con proveedores, un 3% con prestamistas y otro 14% con préstamos familiares. El descuento de cheques lo están usando sólo empresas con mucha urgencia de liquidez.

La capacidad instalada, si bien subió levemente, sigue manteniéndose en niveles muy bajos, con 55,8% de uso. “Hay empresas que suspendieron personal, o que lo rotan debido a los bajos niveles de actividad. La industria intenta por ahora no despedir empleados, sostenerlo todo lo posible esperando mejoras en la economía, pero la situación se vuelve más difícil por la capacidad ociosa elevada que implica costos hundidos”, dice el informe.

Mientras tanto, sólo el 20% de las firmas encuestadas se mantiene optimista sobre un posible aumento de la producción en los tres meses que restan del año. El 40% cree que los niveles se mantendrán iguales, y el 31% dice que seguirá cayendo.

 

en octubre

Nuestros temas