Por Sergio Alvez | La semana pasada, organizaciones sociales junto a vecinas y vecinos de la localidad misionera de Garupá se manifestaron frente al edificio municipal en repudio a la desesperante falta de agua potable. El diputado provincial Martín Sereno, quien además es referente del Movimiento Evita y la CTEP, estuvo presente en la acción, y por ello fue denunciado por la Municipalidad, acusado de “alterar el orden público”. El Ejecutivo municipal solicitó el desafuero del legislador.

La denuncia judicial contra Sereno fue presentada por el secretario de Gobierno de la Municipalidad de Garupá, José Luis Peralta, quien solicitó en su acusación “que la Justicia determine una medida perimetral de prohibición de acercamiento a las distintas sedes de la Municipalidad de Garupá en un perímetro no menor a 500 metros” y que “se eleven las actuaciones a la Cámara de Diputados de la provincia a efectos de que oportunamente se solicite el desafuero y se aplique concurso de delitos” contra Sereno.

Tanto el propio Sereno como las organizaciones sociales que formaron parte de la protesta presentaron pruebas audiovisuales y testimonios que dan cuenta de lo verdaderamente ocurrido. “Hubo 30 policías de testigos que vieron las agresiones que sufrimos nosotros de parte del personal municipal y también tenemos registro en videos” manifestó el diputado Sereno, conocido por su presencia física en innumerables conflictos sociales y manifestaciones populares.

Desde el Movimiento Evita de Misiones repudiaron “la insostenible denuncia penal” realizada hacia Sereno. “Una vez más vemos como estos sectores de poder intentan a través de argumentos falaces desprestigiar y subestimar la lucha y el reclamo del pueblo organizado. Está a la vista de todos que bajo ninguna instancia recurrimos a la violencia, cuando de su parte no pueden sostener lo mismo. A plena luz del día grupos de municipales amedrentaron a compañeras y compañeros que reclamaban por un derecho básico como es la provisión de agua potable. Hemos visto como quitaban las chapas patentes de las motos, como pinchaban las cubiertas de la camioneta del compañero Martín Sereno”, indicaron.

En tanto, la Coordinadora Provincial de Trabajadoras/es en Lucha, que nuclea a organizaciones sociales y sindicales de la provincia de Misiones, emitió un comunicado en el cual advierten que “se trata de una maniobra de distracción para desviar la atención acerca de la gravísima e inaceptable situación por la que atraviesan las vecinas y vecinos de Garupá ante la falta de un servicio básico como el agua potable, privación que tiene como a uno de los actores responsables al Ejecutivo municipal de Garupá”.

“En su nefasta denuncia, Peralta acusa a nuestro compañero Sereno de ’alterar el orden público’ y ’hacer valer indebidamente su influencia’ -agregan-, en relación a una reciente protesta ciudadana que tuvo como epicentro el radio del edificio municipal, y dónde quienes se manifestaron fueron los vecinos hartos de la inoperancia de la dirigencia municipal y cansados de sufrir por las deficiencias o la nulidad del servicio de agua potable”.

Asimismo, el comunicado añade que lo que la Municipalidad busca “es tapar el sol con las manos ante la conflictividad social que se agiganta cada vez que en vez de brindar respuestas certeras y soluciones concretas, los responsables políticos deciden distraer y estigmatizar los justos reclamos”.

Graciela De Melo, dirigente de la Corriente Clasista y Combativa, aportó que “a Sereno lo quieren desaforar por hacer escuchar la voz del pueblo, por ser el único diputado que se pone a la cabeza de las luchas por reclamos tan genuinos y de primera necesidad como es el agua potable”. “La intendencia de Garupá en lugar de ponerse a buscar soluciones, hace responsable de su negligente tarea al reclamo popular”, sostuvo.

 

promoción

Nuestros temas