Redacción Canal Abierto | Metalmecánica, 42%. Automotriz, 42,1%. Textil, 43,2%. Caucho y plástico, 50,8%. Edición e impresión, 52,1%. Alimentos y bebidas, 57,6%. Cada uno de estos rubros de la industria utilizó su capacidad productiva instalada en febrero por debajo del promedio general que llegó al 58,5%, un 5,9% menos que en relación a febrero de 2018.

Dicho de otro modo: en un año, la industria argentina se paralizó un 5,9% más, según los datos que acaba de publicar el Indec. Y son los seis rubros que mayor empleo generan los que ostentan la mayor cantidad de máquinas paradas.

A los sectores a los que mejor les fue, también les fue peor. Refinación del petróleo mostró en febrero una utilización de la capacidad instalada del 71,7%, casi liderando la tabla, pero tuvo una caída todavía más pronunciada que el promedio en términos interanuales: en febrero de 2018 estaba en 82,8%. Cayó un 11,1%.

El rubro papel y cartón (71,7%) cayó un 5,5% interanual; sustancias y productos químicos (69,4%) bajó un 3,6%; industrias metálicas básicas (68,7%) se desplomó un 17,5%; y productos minerales no metálicos (67,5%) descendió un 6,7% en un año.

El indicador que mide la proporción utilizada, en términos porcentuales, de la capacidad productiva del sector industrial se realiza relevando entre 600 y 700 empresas. Para elaborarlo, el Indec tiene en cuenta también cuál es efectivamente la producción máxima que cada sector puede obtener con la capacidad instalada.

En la medición de febrero, el único indicador positivo, con apenas una suba del 1,4% interanual, fue “productos del tabaco”, incapaz de traccionar un índice en caída libre.

 

Ilustración: Marcelo Spotti

promoción

Nuestros temas