Redacción Canal Abierto | Hace instantes finalizó una conferencia de prensa en la que la mayoría de los organismos de derechos humanos expresaron solidaridad con los trabajadores y las trabajadoras en conflicto de Telam y volvieron a cuestionar la política de ajuste en los medios oficiales y de persecución a las voces críticas que impulsa el gobierno de Cambiemos, en la sede de la agencia de la calle Belgrano 347, en la Ciudad de Buenos Aires, donde desde hace 30 días se desarrolla una permanencia pacifica y un paro total de actividades.

“Desde la vuelta de la democracia, Télam ha representado la voluntad del Estado argentino de garantizar el acceso plural y diverso a la información, así como la defensa irrestricta de los derechos humanos y el acompañamiento a las demandas de género y el tratamiento responsable de los temas más sensibles de la agenda social”, señalaron los organismos firmantes en la convocatoria.

Sin embargo, esta tradición “está en peligro porque la conducción de Télam en manos de Cambiemos, obedeciendo (supuestamente) a dictados del FMI y el poder financiero internacional, ha despedido intempestivamente, en los últimos días, a 357 trabajadoras y trabajadores, desmantelando secciones enteras y vaciando corresponsalías del interior del país, lo que compromete como nunca el futuro de la agencia nacional de noticias, dejando la información pública en manos de monopolios privados que concentran hoy el mayor poder mediático que ha conocido la Argentina”, agregaron.

Durante la conferencia, Taty Almeida, de Madres Línea Fundadora, cuyo hijo desaparecido, Alejandro, fue trabajador de Telam, aseguró: “No nos extraña, desde un gobierno constitucional Macri viola los derechos humanos. El derecho al trabajo es un derecho humano”.

El documento consensuado, que fue leído ante la prensa nacional e internacional, continúa: “En particular, preocupa el vaciamiento y liquidación de la página Memoria, Verdad y Justicia, que desde 2012 viene reflejando la marcha de los juicios por delitos de lesa humanidad, las diversas manifestaciones de Memoria, la búsqueda de los bebés apropiados por la dictadura y la lucha por los derechos humanos en nuestro país y en todo el mundo”, de donde fueron despedidos los editores; al igual que las periodistas destacadas en los espacios de Memoria y las y los corresponsales que cubrieron la agenda de Derechos Humanos.

Los despidos “configuran un claro acto de persecución ideológica y política, que atenta, como todos los ya enunciados, contra la libertad de expresión y opinión”, señalaron los organismos.

Por su parte, María del Carmen Verdu, de CORREPI, destacó el rol de los periodistas y comunicadores en casos emblemáticos, como las condenas que se lograron por los asesinatos de Dario y Maxi, gracias a las fotos de Pepe Mateos y Sergio Kowalevsky; el rol fundamental que jugaron los móviles de televisión en la investigación por el asesinato de Mariano Ferreyra a manos de la patota de Unión Ferroviaria; o el juicio a la policía Metropolitana por tirar con balas de plomo en el desalojo de la Sala Alberti, gracias a los medios alternativos presentes

“Para nosotros no es lo mismo que estén o no estén los reporteros gráficos, los movileros, los periodistas. Más de una vez nos enojamos con la línea editorial de la empresa que les impone que un tiro policial por la nuca es un confuso episodio, pero ese enojo es con las empresas y no con los trabajadores, porque la única grieta es entre explotados y explotadores”, finalizó Verdu.

A su turno, Diego Morales, del CELS, recordó que “A partir de diciembre de 2015 empezamos a observar obstáculos para el libre ejercicio de la comunicación, la destrucción de la ley de medios, el ataque a Tiempo Argentino, las restricciones a los fondos de promoción de medios alternativos, y este caso -TELAM- muestra una continuidad de esta afectación al derecho de la información en nuestro país”.

Finalmente, Esteban Giachero, de Sipreba, destacó que “Este es el abrazo más importante que hemos recibido en estos 30 días de lucha, estamos cumpliendo un mes de permanencia pacífica y Paro total, desde que las autoridades se fugaron”.

El comunicado concluye: “Télam, lo mismo que la TV pública y la Radio Nacional, es garantía de información federal para un país federal, con democracia y con libertad”, agrega el documento firmado por Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Abuelas de Plaza de Mayo, Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, H.I.J.O.S. Capital, Fundación Memoria Histórica y Social, A.P.D.H. (Asamblea Permanente por los Derechos Humanos), Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos (MEDH), Liga Argentina por los Derechos del Hombre, Familiares y Amigos de los 12 de la Santa Cruz, A-P-D-H- La Matanza, Asociación Buena Memoria, Comisión Memoria Verdad y Justicia Zona Norte, Encuentro Memoria Verdad y Justicia (EMVyJ), entre muchos otros.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas