Redacción Canal Abierta |Un nuevo y fuerte capítulo de articulación entre gremios de distintas centrales contra las políticas de ajuste que impulsa el Gobierno Nacional se desarrolló esta mañana en puertos y terminales aéreas. Nuevamente, la unidad en las acciones gremiales hizo paralizar la actividad en Ezeiza, en el Aeroparque Metropolitano y en el Puerto de Buenos Aires, entre otros servicios como los trenes, colectivos y ómnibus de media y larga distancia y camiones. La actividad se desarrolló entre las 7 y las 10 de la mañana e implicó la cancelación de más de 40 vuelos internacionales.

El reclamo de los trabajadores se dio en el marco del conflicto que incluye el vaciamiento de la línea aérea de bandera, el desfinanciamiento de áreas estratégicas del Estado vinculadas a la aeronavegación y la industria naval, el reclamo por la reapertura de paritarias y la situación salarial, enfocada en el pago del Impuesto a las Ganancias.

Durante el día de ayer, Juan Carlos Schmid, en representación de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte, junto a otros dirigentes de la CATT, mantuvo una reunión con los ministros de Transporte, Guillermo Dietrich, y de Producción, Dante Sica, en la que acordaron nuevos encuentros en mesas de discusión pero no avanzaron en la resolución de ninguno de los reclamos.

Por su parte, la Asociación Trabajadores del Estado había anunciado para hoy la realización de asambleas, movilizaciones, y distintas actividades sectoriales en los lugares de trabajo, en rechazo a la paritaria estatal que el gobierno cerró con el sindicato mayoritario en la administración nacional UPCN, compuesta por un aumento del 10% en dos cuotas y el pago de una suma fija no remunerativa.

En ese marco, las áreas de transporte del Estado organizadas en ATE, (Empresa Argentina de Navegación Aérea-EANA, y Administración Nacional de Aviación Civil-ANAC), confluyeron en la contundente jornada de protesta con la CATT, los sindicatos portuarios de la federación FEMPINRA y de la industria naval.

Durante la mañana se desarrolló una conferencia de prensa en el Aeroparque Jorge Newbery, encabezada por Juan Pablo Brey (Aeronavegantes), y Hugo Cachorro Godoy, Secretario General de la Asociación Trabajadores del Estado, que aseguró que “la actitud del gobierno es destruir los organismos fundamentales que garanticen el pleno desarrollo soberano de la industria aerocomercial en la Argentina, y favorecer empresas que, en vez de hacer inversiones, lo que traen es desregulación y precarización laboral”.

“Estamos muy satisfechos por el grado de unidad que se ha expresado en el día de hoy y la contundencia de todas las organizaciones que hemos confluido en esta jornada de lucha”, aseguró Godoy.

“La embestida del Gobierno es contra los sindicatos que no estamos de acuerdo con su política de violación de derechos laborales, de reducción de salarios, y de postergación y destrucción de la soberanía nacional. Lo fundamental es que haya paritarias libres, que se termine con el vaciamiento y la destrucción de áreas esenciales del Estado, que no se limite la actividad sindical, y que la soberanía de nuestro país tiene que ver con los derechos de la clase trabajadora”, concluyó el titular de ATE Nacional en la primera actividad de la mañana.

Más adelante en la mañana, el cierre de la jornada de protesta se realizó en el ingreso de la terminal TRP del Puerto de Buenos Aires, en la esquina de las avenidas Ramón Castillo y Comodoro Py, en el barrio de Retiro, Schmid, advirtió: “Siempre es nuestra vocación encontrar soluciones a través de la negociación, pero si no hay soluciones, también estamos dispuestos a llevar adelante todo esto, y eso es una cuestión de confianza en nuestra propia fuerza, por eso hemos logrado ganar en el Puerto, tenemos que saldar el conflicto de Tandanor y defender el Astillero Río Santiago, y mantener el ojo puesto Aerolíneas, porque no es del gobierno de turno, es de los argentinos”, alertó el dirigente, uno de los hombres de peso dentro de la CGT.

Hasta allí había llegado Godoy también, que exclamó: “Necesitan un pueblo sumiso para que sigan saqueando nuestro país, pero esta jornada extraordinaria demuestra que nuestro pueblo no se resigna y que la unidad de los trabajadores se construye en la lucha y generando alternativas, no nos une el espanto, nos une la esperanza y la fuerza organizada de los trabajadores y el pueblo argentino”, concluyó el titular de ATE Argentina.

La jornada se entiende como una continuidad de distintas medidas de acción que ambos sectores, encabezados por Godoy y Schmid, vienen articulando en rechazo a las políticas de ajuste que promueve e impone el Gobierno Nacional, que tuvo algunos episodios de alto impacto como el paro portuario de mayo que finalizó con una marcha y un acto frente al Ministerio de Trabajo, y la convocatoria a movilizar en unidad al Congreso para rechazar el presupuesto de Macri y el FMI a mediados de octubre.

 

 

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas