Redacción Canal Abierto | El primer informe del año de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa habla de un 2018 con caídas en las ventas minoristas en todos sus meses. Las cantidades vendidas por los comercios minoristas bajaron 9,9% respecto de diciembre 2017, y acumularon una retracción anual de 6,9%.

Los locales físicos tradicionales tuvieron un declive en ventas del 11,2% anual. Todos los grandes rubros relevados estuvieron en descenso. Si bien el comercio electrónico representa el 8% del despacho minorista, la modalidad de compra online subió un 3,1%, con 13 ramos en alza y dos sin cambio.

“Diciembre fue un periodo de venta lenta pero constante, con el flujo más masivo concentrado en la semana previa a la navidad. Si bien esta celebración no fue la mejor, sirvió para levantar la actividad del mes. Aunque este año, el consumo de bienes en esa fecha compitió fuerte con el de servicios, y se sintió”, indicaron desde la CAME.

También en este mes, el 72,1% de los comercios físicos relevados tuvieron bajas anuales en las ventas. En comparación con noviembre, hubo una mejora frente al 83,3% registrado en ese mes. Sin embargo, siguen siendo mayoría los comercios que van en caída. Crecieron 23,3% (8,9% en noviembre) y el 4,6% se mantuvo sin cambios.

 

Las bajas más profundas se registraron en Materiales para la construcción (-15,9%), Electrodomésticos, Artículos electrónicos, de computación y celulares (-13,8%), Muebles (-13,5) y Bazares y regalos (-13,4%).

Si bien las bajas se dan en sectores no prioritarios en tiempos de crisis, la venta en cantidades de Alimentos y Bebidas también sufrió una disminución interanual del 4,3%, y el declive en el año fue del 3,2%. “Las promociones agresivas de los hipermercados también contribuyeron a restar ventas a las Pymes de este sector”, destacaron desde la Confederación.

Lo mismo pasó con la indumentaria, que se redujo un 11,5% frente al mismo período del 2017, y el descenso anual fue del 6,8%. “El ramo bajó mucho frente al año pasado, muy damnificado por el comercio ilegal y el menor poder adquisitivo de las familias”, expresa el informe.

En Jugueterías y artículos de librería, las ventas decayeron un 7,8% respecto al mismo mes del 2017 y el ramo reúne una retracción del 5,3% en el año. Otro rubro con muchas promociones y poca salida fue Textil blanco y ropa de cama. Las ventas bajaron 11,1% y finalizaron el año con un declive del 8,1%. En Electrodomésticos, artículos electrónicos, de computación y celulares, las ventas sufrieron una reducción del 13,8% frente al mismo mes de la temporada anterior -siempre medida en cantidades- y acumularon un descenso del 7,7% en 2018. “Lo que más se despachó en diciembre fueron ventiladores, aires acondicionados, y celulares aprovechando los descuentos de hasta 40%”, advirtieron desde la CAME.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas