Por Revista Cítrica | Mendoza está en Argentina, aunque desde Buenos Aires pareciera que las grandes empresas hegemónicas de comunicación no lo adviertan así. «Federalismo mentira, desde que tengo memoria», dice en uno de sus versos el imperecedero himno titulado «El Embudo», popularizado por León Gieco, cuyo autor es Marcelo Berbel.

Mendoza está conducida por un radical PRO, Alfredo Cornejo. Hace pocos días, la Legislatura provincial, adicta al Ejecutivo, promulgó un Código Contravencional que, literalmente, reúne artículos dignos de «cacerías de brujas», o más llanamente, «un manual para arruinar vidas».

Mendoza ahora tiene una nueva red de transporte de ómnibus, que se llama MendoTran. Se mantienen las viejas unidades, pero se «reorganizó » por designio de Cornejo, el recorrido de los móviles. A mucha gente no le gustó.

Mendoza fue el patético y brutal escenario, en el cual un policía descontrolado, amparado por un régimen nacional PRO violencia estatal, le disparó hace pocas horas a una pequeña niña de dos años en su rostro. Fue en San José de Guaymallén. La beba tiene seis puntos en la cara por los perdigones y una herida en la cabeza cerca de la sien. Chela, su mamá, contó alrededor de 10 heridas entre cuello, pecho, abdomen, brazo y mano izquierda. Otra menor recibió un perdigón en el ojo izquierdo y tiene comprometida la vista.

¿Qué hila al nuevo Código Contravencional, los balazos a niñas y el MendoTran? Cornejo. En Mendoza, el aumento del pasaje de colectivo y sus cambios de recorridos generaron protestas en toda la provincia. A una de ellas asistieron los hermanos Miguel y Jesús, en la moto de su madre. Al volver de la protesta, la policía ingresó violentamente en la casa que los hermanos comparten con su madre y su hermana. Se los llevaron detenidos y les secuestraron la moto. Además golpearon a la madre. Al ver la situación, las vecinas salieron a solidarizarse y la policía empezó a los tiros. Allí hirieron a una menor, a Chela y a su beba, que llevaba en brazos. Sí, le apuntaron y le dispararon a una nena de dos años. El policía está identificado. Y todo amparado por el Código Contravencional.

En Mendoza, el aumento del pasaje de colectivo y sus cambios de recorridos generaron protestas en toda la provincia. 

En este lodo, todxs manosea/os, el MendoTran aparece como punta de lanza. Cambiaron los recorridos, y la gente se hartó de tanto maltrato. Protestaron, una y otra vez desde comienzo de 2019. Hubo represiones salvajes. Hubo detencione arbitrarias de ciudadanas y ciudadanos en varios departamentos. El partido Justicialista local emitió un comunicado en el que repudiaron «la innecesaria represión por parte del gobierno de la provincia frente a un reclamo de la ciudadanía que, por otro lado, se viene reiterando en distintos puntos de la provincia».

«El rechazo contundente frente al cercenamiento del derecho a la libre expresión por parte de ciudadanos y ciudadanas que pacíficamente se manifiestan en el marco de las garantías constitucionales que brinda un estado de derecho«, expresaron.

Advirtieron además sobre el «preocupante accionar de un gobierno que, en lugar de proteger a la ciudadanía, demuestra la incapacidad e inoperancia para enfrentar una problemática que afecta a la población en general».

Y más allá de cualquier tecnicismo o chicana política local, el tema está claro. Organizaciones ciudadanas lanzaron lemas claros para especificar de qué se trata el levantamiento popular en contra del MendoTran:

«¡NO, no queremos un servicio gratis durante siete días, para apaciguar la disconformidad general!

¡NO, no queremos que señalicen las paradas nuevas!

¡NO, no queremos bajar una aplicación para informarnos hacia dónde va el ómnibus que antes pasaba por la puerta de casa y ahora, ni siquiera entra al barrio!

¡NO, nadie pidió que modificaran el recorrido de colectivos de todo Mendoza!

¡Queremos el servicio que ya estaba, queremos que las cosas vuelvan a la normalidad!

¿Acaso se preguntaron cuánta gente es la que NO tiene acceso a un celular o a Internet?

¿Se preguntaron cuántas personas mayores y con dificultades físicas son las que se tienen que mover, hoy en día, 7, 8, 10 cuadras para llegar a la parada, que antes estaba en la esquina de su casa?

¿Cuántos niños tienen que tomarse el colectivo solos en época escolar y sin hablar DEL FRÍO INVIERNO, cuando tienes que salir a buscar colectivo y todavía está de noche e inseguro?

Nadie pidió que modificaran el recorrido de colectivos de todo Mendoza! ¡Queremos el servicio que ya estaba, queremos que las cosas vuelvan a la normalidad!

¡LA INSEGURIDAD PALPITA!

La inseguridad que sufren los adolescentes en las tardes cuando termina su horario de cursado.

La inseguridad de los estudiantes, docentes y empleados de la UNCuyo, que además de salir tarde de las clases, tienen que caminar hacia afuera del campus universitario, para poder encontrar un colectivo, que ni siquiera les deja cerca de su casa.

¿Cuántos mendocinos han perdido el presentismo en el trabajo, porque han llegado tarde por este cambio, y nadie les pagará el descuento?

¿Cuándo va a ser el momento en que hagan una cosa bien?

¡Joden al pueblo que labura!

¡Porque además de cambiar las líneas de ómnibus, de agrupar más de 5 recorridos en uno, sin aumentar las frecuencias, se dan el lujo de incrementar el pasaje a $18!

¡$18 para que camines 10 cuadras!

¡$18 para que estés arriba del micro repleto de pasajeros, sin asientos libres, parados y amontonados como ganado, durante 40 minutos, para llegar al lugar, que antes te dejaba en 15  minutos!

¡$18 para hacerte tomar 5 colectivos y llegás 3 horas más tarde!

¡BASTA!»

Escupitajo. Clamor popular. Sin vueltas. Exigencias elementales. Pedidos simples. Obvias direcciones de acción. La desidia política de Cornejo y sus huestes llevaron un problema mayor, donde había problemas menores. Cambiaron futuro por pasado. Resolvieron arruinar las vidas de los mendocinos y mendocinas con un absurdo manual en formato PDF, imposible de comprender. Una maraña de líneas de colores, apretadas en un nudo indescifrable. Y los medios adictos al Ejecutivo mendocino, cómplices en la indolencia.

¡Cuántas personas mayores y con dificultades físicas son las que se tienen que mover hasta 10 cuadras para llegar a la parada, que antes estaba en la esquina de su casa!

Luego de las diferentes represiones policiales desatadas en varios rincones de la provincia, particularmente en la comisaría 56 de Las Heras, hubo tres detenidxs: el Tomás Francisco Donato, el Claudio Omar Guevara y Brenda Flores. La mujer recibió el maltrato por parte de efectivos de la Policía de Mendoza, no siendo trasladada inmediatamente a un hospital para su constatación y adecuada atención. Pero el amedrentamiento estatal sufrido no terminó con eso: en la Fiscalía la quisieron obligar a firmar una declaración para autoinculparse. El Dr. Tomás Francisco Donato sufrió -durante la represión- un ataque por parte de la Policía con gas lacrimógeno, solamente por estar filmando la situación. Al Lic. Claudio Guevara lo detuvieron y condujeron al móvil en forma violenta. Sólo ejercían su derecho a la protesta y la libertad de expresión. Sin embargo en Mendoza, la cacería de brujas está reglamentada. Sin embargo, cuando ya parecía que todo esto era demasiado, a estxs detenidxs les imputan delitos por el Código Penal y no por el Código de Contravenciones, como se presumió desde un principio, según informaron desde la Correpi Mendoza.

* * *

Guillermo Carmona es Diputado de la Nación y Presidente del Partido Justicialista de Mendoza. Desde su lugar, sobre la caótica implementación del MendoTran y un nuevo tarifazo sobre el boleto, expresó que «decenas de miles de usuarios del servicio de transporte público de pasajeros comenzaron a padecer la implementación de esas dos decisiones del gobierno de Cornejo«.

«El gobernador Cornejo parece pretender que se lo aplauda  por su “coraje” al implementar el MendoTran, cuando no es el coraje lo que está en juego, sino la capacidad de planificación y gestión del transporte público de pasajeros en la provincia«, señaló.

En este sentido apuntó que Cornejo «ha sido ineficiente en la planificación y gestión del nuevo sistema, y son los usuarios los que están pagando las consecuencias». «El MendoTran beneficia a empresarios mendocinos cercanos al Gobierno. Son seis grupos, seis familias, y un negocio multimillonario. Esto se hace a costa de los usuarios«.

La licitación del transporte en Mendoza se realiza cada diez años. En 2005, Julio Cobos era gobernador de la Provincia, y Cornejo, su ministro más influyente y a la vez más cuestionado por sus procederes en torno a las concesiones dentro del rubro del transporte. «El actual proceso de licitación fue cuestionado por muchos aspectos, como por ejemplo los recorridos -y la opción de un sistema troncalizado que complicó muchísimo a la gente a la hora de poder llegar a sus destinos- y la frecuencia -con una evidente caída-«, dijo el legislador.

El MendoTran beneficia a empresarios mendocinos cercanos al Gobierno. Son seis grupos, seis familias, y un negocio multimillonario.

Carmona explicó que los problemas que enfrentan los ciudadanos son «cobro por kilómetro recorrido, cartelización de las empresas concesionarias, limitaciones en la concepción del sistema de recorridos y frecuencias, límites en el control de las empresas concesionarias a partir de un marco contractual deficitario, etc».

«El gobernador Cornejo también es responsable del aumento de más del 400% del boleto desde que asumió su gestión. El último aumento de 63% ha sido aplicado junto con el inicio del MendoTran y ocurrió como consecuencia de la cesión de más de mil millones de pesos que a Mendoza le corresponde en concepto de subsidio al transporte», explicó Carmona.

«La implementación del sistema de transporte en Mendoza fue tan caótica que generó una fuerte movilización popular, en distintos barrios populares de Mendoza. Se produjeron tres manifestaciones muy importantes en el centro de la ciudad y sobre todo en áreas periféricas de la ciudad, por ejemplo en los departamentos de Las Heras y Guaymallén. Allí la policía la policía actuó con muchísima violencia, con acciones represivas que han dado como resultado, el viernes pasado, una niña baleada en los brazos de su mamá. Las detenciones en el departamento de Las Heras tuvieron una clara intencionalidad política, aleccionadora y represiva, fundamentalmente buscando generar miedo, para que la gente no salga a la calle. Es muy grave y lo que está haciendo Cornejo en materia de inseguridad pública, con una política represiva criminalizadora de la pobreza, con un sesgo claramente autoritario y antidemocrático. Y todo esto muchas veces queda disimulado por la falta de abordaje periodístico», concluyó Carmona.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas


Notice: Undefined index: cat in /var/www/clients/client1/web6/web/wp-content/plugins/categorized-tag-cloud/categorized-tag-cloud.php on line 37