Redacción Canal Abierto | Funcionarios de primera línea del Ministerio de Salud recibieron en la tarde ayer a representantes de ATE, Fesprosa y UPCN para coordinar medidas en el marco de la pandemia de coronavirus que afecta a la Argentina.

Los representantes del Gobierno se comprometieron a garantizar la seguridad de trabajadores y trabajadoras, la provisión de recursos e insumos en todos los organismos y centros de salud y -en caso de que fuera necesario- la ampliación en la capacidad de internación a partir de la disposición de camas del sector privado. A su vez, las autoridades prometieron encarar el problema de la precarización una vez controlada la crisis.

“También se remarcó la preocupación por la situación del Dengue y del Sarampión en la Argentina, sugiriendo que la pandemia del Coronavirus no absorba la totalidad de los esfuerzos y las decisiones”, informó a través de su portal web el sindicato que conduce a nivel nacional Hugo Godoy.

También te puede interesar: Las nueve mujeres que controlan la pandemia

“En ese marco, se hizo hincapié en la importante desfinanciación y abandono integral del sector público que dejó la gestión de Mauricio Macri, lo que marca un escenario desfavorable para enfrentar la crisis. En ese sentido, se planteó que es necesaria una fuerte inversión de emergencia del Estado Nacional y un compromiso de toda la sociedad para encarar luego de la crisis un debate sobre el fortalecimiento de nuestro sistema de salud en un sentido universalista. Es necesario además, asignar fondos a los sistemas provinciales para equilibrar la capacidad operativa en todo el país”, plantearon desde ATE.

El gremio estatal y Fesprosa coincidieron en desarrollar una “gestión democratizada de la crisis, constituyendo comités de emergencia con directores, jefes de servicios y gremios por hospital, región y provincia. Y una mesa de situación nacional con representantes de lxs trabajadores y de los movimientos sociales”.

En primer término y respecto a la cuestión presupuestaria, los funcionarios de Salud aclararon que el Presidente ya puso a disposición unos 1.750 millones de pesos, además de los potenciales 35 millones de dólares en créditos internacionales para la provisión de insumos. En cuanto a la ampliación federal de laboratorios anunciada por Alberto Fernández, plantearon que 5 de ellos ya estarían disponibles la próxima semana.

Por otra parte, anticiparon que en los próximos días podría implementarse la postergación de las prácticas “no urgentes” durante esta epidemia que -calculan- alcanzaría su pico en los próximos de 10 días.

También te puede interesar: “Una vez más, el sector público es el que termina dando cuenta de la situación”

Tras escuchar a los funcionarios de la cartera, los dirigentes expresaron su acuerdo con las medidas oficiales que buscan bloquear la propagación del virus. En ese sentido se destacó el esfuerzo y la excelencia de las y los trabajadores de la salud pública, solicitando se refuercen los planteles, se resuelva la precarización laboral (en este caso se remarcó la situación de los trabajadores del Instituto Malbrán), las faltas de insumos y las condiciones de bioseguridad de los mismos.

La reunión surge en el marco del pedido de convocatoria a paritaria nacional de salud por parte de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y los profesionales de la salud nucleados en Fesprosa, ambos nucleados en la CTA Autónoma.

Del encuentro participaron el Jefe de Gabinete del Ministerio de Salud, Lisandro Bonelli; el Viceministro, Arnaldo Medina y el Secretario de Gestión de Servicios e Institutos, Alejandro Collia recibieron a representantes de los tres sindicatos. La comitiva de ATE estuvo representada por Daniel Godoy, de Idep Salud; Rodolfo Arrechea, coordinador de Salud en ATE, Flavio Vergara, miembro de la conducción nacional; y Pedro Lynn y Magali Alfonso de la Junta Interna de ATE del Ministerio de Salud. Por Fesprosa estuvieron María Fernanda Boriotti, presidenta, y Jorge Yablowski, secretario general.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas