Redacción Canal Abierto | Ante las medidas adoptadas por el gobierno nacional para contener la expansión del coronavirus, y a la espera de nuevas determinaciones en el plano sanitario y económico, distintos sectores se pronunciaron en acompañamiento al rumbo definido por Casa Rosada aportando miradas complementarias y nuevas alternativas para potenciar la capacidad de respuesta de los sistemas de atención de la salud.

En ese sentido, el médico Daniel Godoy, director del área de Salud del Instituto de Estado y Participación de la Asociación Trabajadores del Estado, aseguró que “las medidas son adecuadas para evitar un colapso previsible si hay una curva aguda del número de casos”.

“Después de dos semanas de vacilación del gobierno nacional, ahora se está actuando mejor y comunicando mejor, hay un conjunto de medidas muy pertinentes en una situación muy dinámica”, completó.

Anoche, luego de una reunión de gabinete con expertos, el presidente Alberto Fernández anunció que las clases en jardines, primaria y secundaria quedan suspendidas hasta el 31 de marzo. También informó el cierre de las fronteras durante 15 días para quienes quieran ingresar al país y licencias laborales para mayores de 60 años y personas con problemas de salud.

“Una vez más, en una situación de crisis sanitaria, el sector público es el que termina dando cuenta de la situación. Un sistema público agredido por las gestiones institucionales y en el imaginario de la gente a la que le han metido en la cabeza que lo público es caro e inútil, sin embargo somos los trabajadores de la salud los que le estamos poniendo el pecho para que esta crisis no se desmadre”, destaca el director de IDEP Salud.

“El sistema de salud viene con deficiencias estructurales –explica Godoy- como la fragmentación, la brecha entre provincias, sector publicó disociado del resto de los subsectores, precarización laboral, planteles incompletos, capacidad instalada obsoleta, estructuras edilicias en dificultad, y además el daño que infringió la era macri, con despido de trabajadores, cierre de programas, desfederalizacion del sistema, programas territoriales discontinuados, desfinanciamiento, abandono y degradación institucional. Esas dos cosas hacen que hoy el sistema no esté en las mejores condiciones, pero en este estadio y en un ámbito cogestionado para la atención de la crisis entre el gobierno y las fuerzas civiles, los sindicatos y las organizaciones, se puede mejorar”

Por último, Daniel Godoy, valoró el vinculo del gobierno nacional con las organizaciones de la sociedad: “Creemos que de cada crisis nace una oportunidad, por eso vamos a plantear medidas de coyuntura y refundacionales del sistema público de atención, de gestión participada con las fuerzas sociales”.  

Ideas destacadas | En Foco

Entrevista: Leo Vázquez 

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas