Canal Abierto Radio | “Evidentemente el tema de la pandemia explotó todo, y explotó los planes originales” que preveía esta conferencia para principios de marzo. Las “políticas originales”, fundacionales del gobierno que comenzó el 10 de diciembre, quedaron atrás, junto a la voluntad de pagar deuda con el objetivo llegar un acuerdo favorable” comentó Alejandro López Mieres.

“Argentina es un país que convive con el 70% de su PBI en deuda extranjera. Un país que tiene reservas netas, después de la catástrofe macrista, muy bajas. Y hace una comparación muy interesante respecto al 2015: muestra que los intereses de deuda consumían un 8% en el 2015, y alrededor del 18% en el 2019, o sea que se duplicaron”

El gasto primario bajó como consecuencia del ajuste desde 2015 a 2019. Al mismo tiempo se duplicaron las necesidades financieras: pasaron del 11% en 2015 al 22%. La situación económica, agravada hoy por el Coronavirus, es inviable para pagar la deuda externa y quedó reflejado en la conferencia de ayer.

“Previo a la conferencia los títulos públicos con legislación extranjera estaban al 30% de su paridad original y los bonos con legislación extranjera al 25%. Para tener una idea esto ni siquiera pasó en el 2001, este ni siquiera era el precio de los bonos ya defaulteados”.

En pocas palabras, el Ministro de Economía hizo una propuesta fuerte en términos de quita de intereses y no del capital: “Un 62% de quita de intereses, estamos hablando de un universo de arriba de 66 mil millones de dólares, que es toda la deuda en títulos que la Argentina tiene en moneda extranjera pero con legislación extranjera” e implica un ahorro de 4.500 millones de dólares solo para el 2020. y de 34 mil millones de dólares en el quinqueño 2020-2025.

Hay bonos por unos 60 mil millones de dólares, con el pago suspendido hasta fin de año por decreto porque está en manos del sector privado. “La idea de Guzmán es replicar lo que se decida ahora con legislación extranjera, pero en legislación nacional” detalló López Mieres.

“Lo relevante de Guzmán no es lo que dijo, sino lo que no dijo. Dijo que Argentina no va a pagar hasta el 2023 y que va a pagar un interésmuy bajo del orden del 0.5% anual y que iba a ser un interés creciente hasta el año 2031 que iban a pagar el 4,5%. Lo que no dijo es cómo iba a amortizar esa deuda, o sea cuándo se iba a empezar a pagar el capital. Y de ese dato depende cuándo valdrían los bonos argentinos”.

Escuchá la columna completa:

 

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas