Canal Abierto Radio | El físico Rodolfo Kempf, investigador en el área de combustibles nucleares y miembro del Consejo Directivo Nacional ATE-Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), analizó la situación del sector nuclear en Argentina y remarcó el estado de alerta a la posible designación de un funcionario cómplice del desguace de las centrales atómicas del país.

Los trabajadores del nuevo reactor de diseño nacional están cerrando una etapa de proceso de desarrollo. “Debemos precisar parámetros del proceso, y la cuarentena nos lo frenó”, comentó Kempf. Se refiere a una renovación de la Central de Embalse, Córdoba, que entró en funcionamiento el año pasado y requiere un servicio y caracterización de materiales para la producción.

Por otro lado, los gremios y agrupaciones dentro de la Comisión se declararon en estado de alerta y rechazo a la posible designación de Mauricio Bisauta, “un funcionario que se intenta reciclar del macrismo”. “Está decidido a destruir el plan nuclear argentino”, aseguró. Se trata de las tres centrales nucleares que usan uranio natural como combustible y agua pesada como moderador refrigerante .

“Argentina tiene la planta de agua pesada en Neuquén, que es la más grande y de mayor pureza en el mundo y, en particular, se ha destacado por ese tipo de desarrollo tecnológico en áreas estratégicas -detalló el físico-. El gobierno de Macri la ha desfinanciado y pasó de 400 trabajadores y trabajadoras a menos de 100, que no están yendo al predio porque se quitó el transporte, se quitó el comedor, están en los domicilios y hacen algunas tareas”.

También agregó que la defensa del desarrollo nacional es histórica y que generó “una corriente de pensamiento, de opinión y de una forma de trabajar” cuyo objetivo es “tener un camino propio en nuestra autonomía tecnológica” para no depender de afuera. Esto fue seriamente afectado por el anterior gobierno.

Y finalizó: “Está en cuestión perder una planta que, si la tuviéramos que comprar, serían 3.000 mil millones de dólares. Pero la política que vino levando el macrismo en el área nuclear se profundizó luego de que firmara el acuerdo con el Fondo, y Mauricio Bisauta ha sido parte y es coherente con esa política. Por eso decimos que no puede ser el presidente de la CNEA”.

Escuchá la columna completa:

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas