Redacción Canal Abierto | Se conmemora hoy en Uruguay la Marcha del Silencio, con la que el pueblo del vecino país pide justicia por sus desaparecidos durante la última dictadura cívico-militar. Ese día, pero en 1976, fueron asesinados en Buenos Aires el senador Zelmar Michelini, del diputado Héctor Gutiérrez Ruiz y desaparecieron Rosario Barredo y William Whitelaw.

Desde 1996, todos los años se realiza el 20 de mayo una masiva movilización que parte del Monumento a los Detenidos Desaparecidos de América Latina y culmina en la Plaza Libertad, donde se leen los nombres de las víctimas del terrorismo de Estado.

Al igual que el 24 de Marzo en Argentina y otras movilizaciones populares, este año las cosas no serán como se las conoció hasta ahora. Pero, tal como sucedió en nuestro país, la memoria uruguaya tampoco se toma cuarentena. Si bien no habrá movilizaciones, sí se realizan actividades para que la fecha no pase desapercibida.

«Este año, por la pandemia, hemos resuelto no hacerla presencial. Hemos llamado a llenar el país con  la margarita a la que le falta un pétalo, que es el emblema que nos representa a los familiares, con la palabra ´Presente´», cuenta a Canal Abierto Ignacio Errandonea, hermano de Juan Pablo Errandonea, desaparecido en Buenos Aires e integrante de Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos.

«Hemos invitado a tomar el tema de otra forma, cada uno desde su casa sacándose foto para publicar en el momento que la televisión pase el video que hicimos», agrega.

Además de las redes sociales, en las que se vienen compartiendo imágenes alusivas, a partir de las 18 un camión hará el recorrido tradicional proyectando esas imágenes.

«La previa ha sido realmente impresionante. La cantidad de margaritas y carteles que vemos en los balcones es algo que nos demuestra que el tema ha sido tomando y ha generado una movilización muy importante. De todas partes del país nos llegan fotos con margaritas mostrando lo que están haciendo. La idea es juntar todas las imágenes y subirlas con el hashtag #MarchaDelSilencio2020 o #MarchadelSilencioPresente y de ahí colectivizarlo para sentir el abrazo de estar todos juntos militando por Verdad y por Justicia», se entusiasma Errandonea.

Mas allá de lo particular del momento que atañe a todo el mundo, esta marcha es la primera que se hace tras la salida del Frente Amplio, tras 16 años de gobierno y con un presidente de tinte más conservador, Luis Lacalle Pou. Consultado sobre las perspectivas en relación al nuevo gobierno frente a las políticas de derechos humanos Errandonea plantea que «para nosotros la búsqueda es un tema de Estado. La verdad y la justicia es un tema de Estado independientemente del gobierno de turno. Desde el inicio, que comenzamos a buscarlos hemos reclamado siempre lo mismo y no hemos obtenido respuesta con gobiernos de distintos partidos. Para nosotros debe haber una decisión política desde el Ejecutivo, desde la Justicia y desde el Parlamento para poder avanzar. Los avances que reconocemos que han habido en los últimos años, son importantes pero son muy escasos. A este ritmo pasarías más de cien años para poder tener la verdad».

Y agrega: «entendemos que las fuerzas armadas fueron quienes secuestraron a nuestros familiares y son ellos quienes tienen que dar respuesta de que fue lo que pasó. Por lo tanto nosotros a todos los gobiernos les hemos exigido la voluntad política de ir a fondo y exigirle a los mandos que entreguen toda la verdad y que si no lo hacen se tomen medidas».

«Este nuevo gobierno se ha comprometido con la búsqueda de la verdad antes de ser electo. Esperamos que cumpla con su palabra. En estos momentos es muy nuevo como para abrir juicios de valor sobre cual va a ser su conducta», concluye Errandonea.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas