Redacción Canal Abierto | Esta mañana, la Unión de Trabajadores de la Tierra entregó unos 3.000 bolsones de verdura en Villa Azul, uno de los principales focos de propagación del coronavirus en la provincia de Buenos Aires, en el marco de un operativo realizado junto al Ministerio de Desarrollo de la Comunidad.

El barrio Azul comprende zonas limítrofes de los municipios de Quilmes y de Avellaneda, viven unas 4000 personas y se detectaron 169 casos. Esta situación llevó al gobierno que encabeza Axel Kicillof a aislar la zona para evitar la propagación a barrios y localidades linderas.

La acción no ha sido aislada, ya que desde el inicio de la pandemia, la UTT ha repartido unos 100.000 kilos de verdura y comercializó a precios justos unas 50 toneladas de alimento.

En vistas a ampliar  y sistematizar estas acciones, la UTT realizó una asamblea con más de 650 organizaciones entre las que se cuentan La Poderosa, el Frente de Organizaciones en Lucha, el Movimiento Popular La Dignidad, Mujeres Organizadas Feministas de las Villas y algunos sindicatos.

Al respecto la dirigenta campesina Rosalía Pelegrini explicó a Canal Abierto que “esto surge a partir de las donaciones que empieza a hacer la UTT, no solamente en Buenos Aires sino en varias provincias, pero sobre todo a partir de las donaciones que hicimos en la Villa 31, en La Boca o en Plaza Constitución. En base a eso empezamos a recibir un montón de demanda de alimentos porque no estaba llegando ayuda del Estado».

Descargar

“También somos parte de la clase trabajadora organizada y estamos sufriendo un montón de falencias estructurales que tiene nuestro sector, sin acceso a la tierra y con mucho empobrecimiento. Pero solidarios y organizados para responder a esto”, sostuvo la dirigente campesina.

Y añadió: “decidimos apostar a una articulación que nos tenga a todos juntos pensando más allá de dar de comer o hacer una donación hoy, ver que se hace ante esta situación de hambre y pandemia que estamos viviendo”.

Consultada sobre la operatoria a seguir teniendo en cuenta los riesgos que se corren al ingresar en zonas afectadas por el virus y su poder de contagio, Pelegrini manifestó que “es una situación muy difícil, porque no solamente hay contagio, sino también exclusión. Vos estás contagiado y te tenés que aislar, pero también tenés que comer, tener agua, gas para cocinar… Ahí las que están respondiendo son las organizaciones. Hubo casos de referentes que no viven en la villa, pero fueron a la reunión porque los compañeros de la villa no pudieron venir. Así que hacemos todo con mucho reparo, articulando con las instituciones del estado que están funcionando, siguiendo todos los protocolos, cuidándonos, pero acercando el alimento al que lo necesita”.

Descargar

Pelegrini contó que, de la reunión con las demás organizaciones, “lo que salió es la idea de armar un bolsón solidario que tenga productos directos del productor a un precio justo, sin intermediarios y que la  logística esté sostenida por el trabajo militante tanto de la UTT como de todas estas organizaciones. Esto nos permite traer anco de los compañeros de Santiago del Estero, cebolla de los del sur de Buenos Aires. La logística de traerla, descargarla y armar los bolsones la armamos entre toda la militancia. Así llegamos a un bolsón de 5 kilos a 150 ó 160 pesos. Además tiene frutas y verduras sanas. La idea es que las organizaciones que están comprando alimentos compren este bolsón, y también decirle al Estado que la asistencia alimentaria la queremos con alimento sano, digno, soberano y fruto del trabajo digno”.

Descargar

La dirigente explicó que el trabajo a nivel de organizaciones sociales está pensado como una primera etapa, pero que la idea es, tal como ocurrió hoy en el Barrio Azul, lograr articulaciones con el estado. En tal sentido, sostuvo que “hay un planteo de que la asistencia alimentaria la hagan con alimentos que vienen  del otro campo, de la agricultura familiar y campesina, que somos los que le damos de comer al pueblo desde hace rato”.

Descargar

“Por otro lado, también vamos a hacer un pedido para que asistan en la logística de esto. Necesitamos camiones que puedan llegar a los barrios para llevar los alimentos. Hay cosas en las que las organizaciones tenemos mucha experiencia para resolver. Necesitamos que el Estado pueda viabilizar cuestiones que para nosotros es muy difícil, como contar con un camión para trasladar alimentos a determinado barrio”, concluyó.

Descargar

 

 

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas