Canal Abierto Radio | El 29 de mayo se recuerda la primera articulación entre los sindicatos, el movimiento estudiantil y organizaciones de la historia, y lo hicieron para enfentarse la dictadura de Onganía. El secretario general de ATE Córdoba, Federico Giuliani explicó las nuevas formas de manifestarse en tiempos de aislamiento social y cómo se retoma el legado de la pueblada. “A todos los dirigentes que salimos a protestar en el marco de la cuarentena hemos tenido imputaciones” indicó.

Los trabajadores estatales encabezaron una caravana de autos con los docentes, judiciales, el sindicato de Luz y Fuerza y recorrieron Córdoba Capital visibilizando las problemáticas de los trabajadores y trabajadoras cordobesas, y poniendo en agenda la reincorporación de las despedidas y despedidos del macrismo.

Hubo una destrucción de la matriz productiva y un viraje hacia el agronegocio en la provincia a lo largo de los años. Hay “un panorama muy complejo desde lo social y lo gremial pero con las organizaciones de pie y en la calle” porque a la falta de trabajo y el hambre se le suma que “los barrios militarizados por la fuerzas de seguridad de la provincia, muy deslegitimada, con muchos casos de gatillo fácil, un historial muy negro con el tema del narcotráfico”.

“Venimos de una reforma previsional nefasta que fue sancionada en el medio del aislamiento, sin debatirla con nadie, en una sesión virtual exprés en donde se le hecha mano al bolsillo los trabajadores y trabajadoras jubiladas de la provincia. Córdoba tenía una de las mejores jubilaciones del país aproximadamente un 73 por ciento del salario activo y con esta llamada armonización de la caja de la nación se lleva ahora la jubilación al 67 por ciento. Antes se hacía con un promedio salarial de los últimos cuatro años y ahora se llevó a 10. Esto también hipoteca el futuro de los trabajadores activos que aportan a la caja de la provincia”.

A 51 años del Cordobazo

El secretario general de ATE Córdoba denunció que al Partido Justicialista que gobierna hace 20 años, hoy encabezado por el gobernador Juan Schiaretti, siempre le marcaron la agenda “el grupo de los seis” vinculado a la Sociedad Rural, la Bolsa de Comercio, la Aceitera General Daheza, el grupo Arcor liderado por Luis Pagani, y las Cámaras de Comercio y de la Construcción. “Ellos en este tiempo han concentrado y han crecido mucho en deterioro de la mayoría de los cordobeses y las cordobesas” remarcó.

Por lo tanto las demandas del Cordobazo siguen vigentes y los movimientos populares cordobeses retoman la gesta histórica pese al daño sufrido por la dictadura cívico eclesiástico y militar, que persiguió, encarceló, torturó, y desapareció a miles de dirigentes y compañeros y compañeras “que eran nuestros cuadros sindicales” o les obligó al exilio.

“Es cierto que nuestro pueblo, nuestros provincianos han votado de una manera difícil de entender, pero también debemos hacernos la autocrítica las organizaciones sindicales, políticas, culturales de no haber sabido construir una alternativa y una expresión distinta a todo lo que había en la provincia que le llamamos el Partido único Cordobez, que es PJ y UCR que se han alternado los gobiernos de la democracia a esta parte”.

Escuchá la entrevista completa:

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas