Redacción Canal Abierto | “Esto empieza ahora, esta ley es el punto inicial para dejar en claro que el Estado tiene responsabilidades en regular el mercado inmobiliario. Además, darle una señal muy fuerte a los inquilinos e inquilinas de Argentina: si nos organizamos, si nos fijamos objetivos, si somos solidarios, si entendemos que la única forma de conquistar derechos es colectiva, las cosas de a poco llegan”, señaló Gervasio Muñoz, presidente de la Federación Inquilinos Agrupados, en diálogo con Canal Abierto.

Después de 36 años, y de haber abandonado a los inquilinos a la suerte del mercado inmobiliario, el Congreso avanzó con el debate de la Ley de Alquileres y por mayoría simple se sancionó una norma tan esperada por los más de 9 millones de argentinos y argentinas que se encuentran en situación de inquilinos. Toda la oposición, conformada por los senadores de Juntos por el Cambio, se retiraron al momento de debatir esta orden.

“El resultado de la pelea de las organizaciones durante estos cinco años desde que ingresamos esta medida al Congreso es que todos –porque ya hay un consenso generalizado- entendamos que el Estado debe intervenir en el mercado inmobiliario. De eso no hay vuelta atrás y nos abre las puertas para, en el futuro, poder profundizar regulaciones a un sector que está completamente desregulado y que, más allá de esta ley, hace falta regular más”, resaltó Muñoz.

Entre los principales ejes, la ley establece el aumento en el precio de los alquileres por un promedio entre inflación y salario; la extensión de la duración mínima de los contratos de dos a tres años; y el registro nacional de todos los contratos de alquiler en el país.

Sobre estos puntos, el titular de Inquilinos Agrupados destacó: “Ya no sería el mercado inmobiliario quien decida unilateralmente cuánto hay que pagar de alquiler y cuándo tienen que aumentar; se genera mayor estabilidad, pero también nos da la posibilidad de no tener que dejar un montón de dinero en las inmobiliarias cada 24 meses. Además, el Estado no sabe quiénes alquilan, quienes no, y en qué condiciones. Saber esto le permitirá saber en qué situación estamos y tener políticas segmentadas para el sector”.

La unidad en la lucha

“Muchos creen que su situación con la vivienda se va a solucionar de forma individual, de forma doméstica, de forma privada, que el problema es transitorio y que el algún momento se van a poder comprar alguna vivienda y eso se va a resolver. Hay una idea de que los derechos se conquistan de forma individual y no colectiva. Lo que queremos desde la Federación es romper esa lógica. La ley de alquileres es resultado de eso. Cualquier derecho, y sobre todo la vivienda, tienen que ser una construcción y una pelea colectiva”, manifestó Muñoz.

Bajo esa lógica de unidad, la Federación de Inquilinos Agrupados, con Muñoz como principal vocero, participó y suscribió al Manifiesto Nacional por la Soberanía, el Trabajo y la Producción que un amplio abanico de dirigentes sociales, sindicales y empresarios dio a conocer el 1º de Mayo durante un acto virtual por el Día del Trabajador y la Trabajadora.

“Divididos, ya sabemos los resultados. Además, en una etapa muy complicada, en donde la crisis económica se profundizó y también lo hizo la concentración del poder económico en los sectores financieros, en donde los gobiernos tienen menos margen para transformar la realidad justamente porque el poder está concentrado, las organizaciones tienen un rol central y una responsabilidad muy grande que tenemos que tomar con muchísima seriedad”, dijo.

Y agregó: “Esa responsabilidad es la unidad, es dejar afuera las diferencias y que nos junten aquellos programas en los cuales estamos de acuerdo porque la salida,la pelea que vamos a tener que dar hacia adelante, requiere que estemos todos unidos. Este Manifiesto es un buen punto inicial para lograr convocar a todos los sectores que sean posibles para lograr un país más justo”.

Alquilar en cuarentena

Si bien se encuentra vigente el Decreto de Necesidad y Urgencia que prohíbe desalojos por falta de pago e incrementos en el costo del alquiler, la realidad dista mucho de hacer caso a la normativa.

En este sentido, Muñoz comentó: “Hay muchísimos conflictos porque las inmobiliarias presionan para que este decreto no se cumpla. Hay desalojos, hay aumentos en los precios de los alquileres. Esto tiene que ver fundamentalmente con la impunidad con la que gozaron las inmobiliarias durante tanto tiempo, y porque el Estado no es intermediario en la relación entre el inquilino y el mercado inmobiliario. Como el Estado no participa de la protección de los inquilinos, lo que hay es una imposición de condiciones de forma violenta por parte de propietarios e inmobiliarias. De allí la importancia de que se creen organismos de defensa de derechos de inquilinos e inquilinas en todo el país”.

La vivienda digna como derecho

“La vivienda va a seguir siendo un negocio. Esta ley viene a empezar a equilibrar, a regular la relación entre los que no tienen vivienda y los que hacen negocios con ella. Hace cinco años empezamos a organizarnos y hoy tenemos una ley que no es quizás la mejor, la que soñábamos, pero ayuda y nos sostiene para seguir peleando”, finalizó Muñoz.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas


Notice: Undefined index: cat in /var/www/clients/client1/web6/web/wp-content/plugins/categorized-tag-cloud/categorized-tag-cloud.php on line 37